"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Estado
jueves 30 de agosto de 2007

ESTÉTICA Y SALUD



Estrés

Rafael H. Pagán Santini


El experto recomendó que a los siete años de edad es el momento ideal para la primera visita al ortodoncista / Foto: Yadira Llaven

Cuando los estímulos que recibimos diariamente en nuestro cuerpo son lo suficientemente fuertes para producir una respuesta en nuestro cerebro (hipotálamo) se les llama “estrés”. Aunque en el lenguaje popular se habla de estímulos estresantes aquellos que generan un estado incomodo. De acuerdo con su definición operativa, estrés es cualquier estímulo que actoe, directa o indirectamente, sobre las neuronas del hipotálamo, haciendo que esta parte del cerebro libere la hormona liberadora de corticotropina (CRH). Esta hormona a su vez actuará como un desencadenante para que se produzcan otras hormonas, teniendo como producto final la liberación de cortisol por las glándulas suprarrenales. El conjunto de respuestas estimuladas por el estrés se le conoce como “reacción de lucha o huida”.

El estrés afecta a personas de todas las edades y condición. Los niños, durante el juego, los estudiantes que un examen o los trabajadores en su trabajo están sometidos al estrés. Aunque un cierto estrés puede dar resultados beneficiosos, el estrés excesivo y prolongado suele traducirse en consecuencias desastrosas para la salud y la calidad de vida de muchas personas. La forma en la que un individuo interactúa o se relaciona con un tipo determinado de situaciones puede determinar si este evento va afectarlo a largo plazo. Algunas personas tienen más capacidad que otras para afrontar las situaciones difíciles de la vida. Como consecuencia de esta capacidad, experimentan menos síntomas negativos o enfermedades relacionadas con el estrés.

El estrés, tal como se le conoció originalmente, es el estrés fisiológico; por ejemplo, la caída brusca de los niveles de azúcar en el cuerpo (hipoglucemia). Otro ejemplo es el efecto a largo plazo que producen los niveles elevados de azúcar (hiperglicemia) en el cuerpo, que se le conocen como estrés oxidativo. Por el contrario, el estrés psicológico podría definirse como un estado de la mente. Está producido por estresantes emocionales, y también se manifiesta afectando el cuerpo.

El estresante psicológico es algo que el individuo percibe como una amenaza, algo que atenta a su supervivencia o a su propia imagen. Además, no es necesario que esta amenaza sea real, sólo tiene que serlo para el individuo, aunque, en realidad puede no serla. Entre los síntomas predomina la sensación de ansiedad. Otros síntomas, dependiendo de la respuesta, están la cólera, el odio, la depresión, el temor y la culpa. Algunos signos típicos de la respuesta objetiva son la inquietud, la crítica, las disputas, la mentira, y el llanto. El estrés fisiológico suele ir acompañado de un cierto grado de estrés psicológico. Además, los estresantes psicológicos suelen producir respuestas fisiológicas de estrés. El terror suele relajar los esfínteres que contiene la orina o la excreta.

Las respuestas a una adaptación inadecuada al estrés crónico en los adultos no sólo afectan su salud física, sino también los aspectos emocionales, sociales e intelectuales de sus vidas. La convivencia con el estrés crónico suele empeorar la calidad de vida de los adultos, pudiendo originar ulceras, hipertensión, dependencia de drogas, alteraciones en las relaciones personales e incluso pérdida de contacto con la realidad. Esta situación crónica suele desarrollar múltiples problemas, que limitan la capacidad de convivir en sociedad, y empeora conforme van deteriorándose los niveles de salud física y psicológica.

Las personas mayores adultas tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con el estrés. Por desgracia, la perdida de la salud o de la capacidad de cuidarse a sí mismos, el temor a morir, la sensación de abandono o aislamiento social, la pobreza y, con frecuencia, la muerte del cónyuge generan respuestas de muy mala adaptación en este grupo social. La familia y el apoyo social tienen una importancia especial para que las personas mayores adultas puedan luchar contra el estrés.

El manejo del estrés requiere de una relación mente–cuerpo. La respuesta biológica a los estímulos estresantes es innata, es la misma que la de cualquier animal y responde a la adaptabilidad evolutiva del ser humano. La respuesta psicológica requiere de un plan de trabajo que incluye una filosofía personal de la vida que permita enfrentar las desavenencias de la cotidianidad.

La ausencia de actividades físicas es ya de por sí un estresante para el cuerpo. La acumulación de grasa corporal, el anquilosamiento de las articulaciones y la perdida de la capacidad de movilidad van destruyendo poco a poco al cuerpo. Llevar a cabo un ejercicio con rutina y entrenamiento, aunque sea de poca intensidad, requiere la concentración del individuo. Esta concentración en el ejercicio que se esta ejecutando obliga al individuo a enfocarse en la actividad, olvidando las presiones psicológicas por las que está pasando.

Como medida analgésica el cuerpo produce endorfinas, que son neurotransmisores que producen una sensación de bienestar que estimula a continuar ejercitando el cuerpo. La capacidad de utilizar el oxígeno que se respira también aporta a la sensación de bienestar que genera el ejercicio. Los ejercicios de relajación acompañados de un buen dormir se unen al ejercicio físico como medida de auto control del estrés.

Si desea más información sobre este texto puede escribir al correo electrónico
rhpmedicus@yahoo.com.mx



El tratamiento de ortodoncia de menos de 1 año puede necrosar la estructura ósea: Martínez

El especialista Emilio José Martínez Maldonado, integrante de la Asociación Mexicana de Ortodoncia, advirtió que mover un diente del hueso en menos tiempo de lo diagnosticado “puede necrosar la estructura ósea maxilar”, por lo que alertó a las personas que inicien un tratamiento de corrección o prevención de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales que no se dejen engañar, “porque eso es inconcebible; nadie, en este tiempo puede prometer resultados en un año o menos tiempo, sobre todo en adultos”.

En entrevista para La Jornada de Oriente, el ortodoncista egresado de la Facultad de Estomatología de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) recomendó que antes de ponerse en manos de un supuesto especialista, “tienen que indagar su historial académico, pues ahora cualquier persona piensa que poner brackets –o frenos– es cosa sencilla, cuando detrás hay muchos años de estudio y de práctica”.

El tratamiento de ortodoncia se puede realizar de dos maneras, según el tipo de “fuerzas” que se apliquen, principalmente están la técnica fija que está compuesta de elementos adheridos a los dientes (bandas y brackets) a los que se les adhiere firmemente unos finos arcos elásticos de aleación metálica (níqueltitanio) mediante un conjunto de ligaduras. Y los removibles, que permiten ser retirados de la boca por parte del paciente.

Para un tratamiento básico de ortodoncia, explicó, “es necesario que el paciente realice una serie de análisis previos para un acertado diagnóstico, entre ellos, la toma de una radiografía panorámica que permite ver la ubicación exacta de los molares, caninos, colmillos, además de descubrir algunos detalles como el exceso o la falta de dientes, la posición de los terceros molares –comúnmente conocidos como las muelas del juicio–, si existen quistes o tumores, si el hueso y la raíz están en perfectas condiciones, así como una posible obstrucción en el tabique y las fosas nasales, entre otros pormenores”.

Además de la toma de una radiografía lateral de cráneo, en donde se ve la proyección de perfil, si la mandíbula está adelantada o atrasada, igual si el maxilar superior, la inclinación de los dientes, la posición de las muelas, lo que permite que la combinación de ambas placas determine el modelo de estudio a seguir.

Como dato indispensable, el especialista agregó que es ineludible la creación de un historial clínico, que registre los datos del paciente, desde sus nombres, apodos y sus gustos, “porque ahí se descubren situaciones que pueden interrumpen el tratamiento, como sucede si la persona practica futbol americano, si es músico y toca instrumentos de viento, ya que puede bloquear la ortodoncia”.

Asimismo, aconsejó que se tomen ocho fotografías de la dentadura, “tres de frente y posteriormente cinco intrabucales, de la mordida y los arcos superiores e inferiores”, lo que permitirá el comparativo del avance del tratamiento.

En cuanto a los problemas secundarios que podrían ocasionar el tratamiento explicó, “la ortodoncia no duele, pero si molesta, generalmente cuando se hace el cambio de ligas y alambres, y esto ocurre entre los dos y tres primeros días de cada mes; sin embargo, después se vuelve costumbre”.

Y acerca de la protuberancia en los labios que podría ocasionar los brackets, respondió que esta complicación se puede resolver con la aplicación de “anclajes”, que se colocan en las muelas “para que no permitan que los dientes se salgan más, que igualmente pueden proyectar o inclinar los dientes un poco más”.

–¿Quién es el que debe hacer el tratamiento de ortodoncia? –se le preguntó.

–Generalmente el tratamiento de ortodoncia debe ser realizado por un ortodoncista, que es un dentista especialista en ortodoncia y ortopedia maxilofacial, el cual debe contar con por lo menos dos años de estudios en la especialidad, ya que de esta manera, contara con el conocimiento y la experiencia en crecimiento y desarrollo craneofacial para poder controlar, y en su caso, dirigir el crecimiento del paciente para un mejor resultado

–¿Quién necesita un tratamiento de ortodoncia?

–Independientemente de la estética, todos queremos una sonrisa sana, que mejore la calidad de vida por sí misma, además de que nuesra cara y nuestra sonrisa es lo primero que mostramos al conocer a alguien. Otra razón importante es que un problema de mala mordida, detrás de una sonrisa aceptable, si se deja sin tratar puede comprometer a futuro la salud de los dientes, de las encías y ocasionar problemas en la articulación temporomandibular.

–¿Cuál es el costo del tratamiento de ortodoncia?

–El costo del tratamiento dependerá de la severidad del problema, el tipo de ortodoncia necesaria y la duración del tratamiento requerido, por esta razón el presupuesto es independiente para cada persona. Existen diferentes planes de pago. Cuando considere el costo del tratamiento, tome en cuenta los beneficios que estará recibiendo a largo plazo con una sonrisa saludable y duradera.

Finalmente, recomendó que a los siete años de edad es el momento ideal para la primera visita al ortodoncista, pero a veces es necesario verlo antes, si la familia o el odontopediatra de la familia, detecta algún problema, como mordida cruzada, es decir, que los dientes de arriba queden por detrás de los dientes de abajo, mordida abierta anterior, cuando el niño(a), muerda con sus dientes de atrás y sus dientes de adelante sigan abiertos; labio y paladar hendido, (comúnmente conocido como labio leporino) y otros. (Yadira Llaven)

EnviarEnviar ImprimirImprimir