"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Estado
viernes 10 de agosto de 2007

EDITORIAL

LA DESTRUCCIÓN DE BOSQUES

Las procuradurías General de la República y Federal de Protección al Medio Ambiente iniciaron investigaciones en contra de Juan Romero Huerta, edil del municipio de Vicente Guerrero, presuntamente sería el responsable de manejar aserraderos clandestinos en la Sierra Negra de Puebla.

Las sospechas contra este alcalde iniciaron hace dos años cuando un grupo de talamontes desarmó y maniató a un grupo de agentes de la Policía Estatal que investigaban la tala clandestina cerca del municipio de Vicente Guerrero. En aquella ocasión fueron detectadas varias familias que estarían involucradas en el negocio de la venta ilegal de madera.

Ante estos hechos es necesario preguntarse: ¿por qué si se tiene detectados a los presuntos destructores de los bosques no se ha hecho nada para detenerlos? Esta situación exhibe la falta de voluntad política del gobierno federal para atender el problema del deterioro ambiental. Pues resulta que para resolver algunos problemas de seguridad pública se despliega a miles de soldados y en cambio, para perseguir a depredadores de los ecosistemas no se tiene los suficientes recursos humanos y materiales.

La actitud de indiferencia –y en algunos casos de complicidad– de autoridades de los tres niveles frente a la destrucción de los bosques será de graves consecuencias para la estabilidad social y la salud pública del país, ya que muchas zonas forestales están amenazadas con desaparecer por el acelerado ritmo de destrucción que sufren, lo agravará la situación ecológica de la ciudad.