"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Salud
jueves 26 de julio de 2007

ESTÉTICA Y SALUD

Las arrugas en la piel

Rafael H. Pagán Santini

La piel es una barrera formidable, y está constituida para enfrentar un ambiente hostil. La capacidad que tiene el pigmento melanina para defendernos de los efectos nocivos de la exposición excesiva de la luz ultra–violeta permite a la piel llevar a cabo su función protectora. La melanina es una sustancia protectora natural, absorbe la energía de los rayos UV y evita que éstos penetren más profundamente en los tejidos. Además, la melanina es la que da color a nuestra piel.

Aunque la piel es una barrera que nos protege, no es una coraza invencible. Tras una prolongada exposición a la luz solar, la parte más externa de la piel (epidermis) se vuelve más gruesa, y las células cutáneas productoras del pigmento melanina (melanocitos) incrementan la producción del mismo, lo cual hace que el color de la piel cambie. El daño ocasionado por la luz UV en las capas más profundas de la piel (dermis) produce arrugas y una coloración amarillenta.

A medida que las personas envejecen la piel pierden la grasa del estrato subcutáneo, la dermis y la epidermis se vuelven más delgadas, las fibras elásticas de la dermis se fragmentan y la piel tiende a arrugarse. Las arrugas aparecen primero como una línea fina y luego como un surco al la piel ir perdiendo su firmeza y textura. La irrigación sanguínea de la piel también disminuye con la edad, por lo que las lesiones cutáneas curan más lentamente en las personas mayores. Al envejecer la piel las glándulas sebáceas producen menos sebo protector y por ello la piel se seca con mayor facilidad. Cualquier pérdida de humedad hará que la piel se vea arrugada y seca.

Lo anterior es un proceso natural que hasta el momento nadie puede detener. Lo que sí es posible es prevenir estos acontecimientos cuando aparecen de manera prematura. Y esto pasa por proteger las partes anatómicas de la piel. La piel esta formada principalmente por dos capas: la epidermis, que es la más externa, y la dermis, que es donde se encuentran las proteínas que dan firmeza y tonicidad a la piel.

Para mantener constante el espesor de la epidermis, deben formarse nuevas células al ritmo que se descaman las viejas células de la capa más superficial, la capa córnea. Desde la capa más profunda de la epidermis (estrato basal), las células empujan hacia arriba a cada capa sucesiva para remplazar a las células muertas y mantener la piel integra y viva. Este proceso de renovación cutánea se mantiene durante toda la vida pero su tiempo de recambio va alargándose con la edad. El alargamiento en el tiempo de recambio celular es uno de los factores que contribuyen a la aparición de los hundimientos finos que vemos en la piel y que llamamos arrugas.

El proceso de recambio celular se puede acelerar por abrasión de la superficie cutánea, que tiende a eliminar algunas de las capas celulares. El resultado es una intensa estimulación de la división celular que hace que se reduzca el tiempo de recambio y de regeneración de la epidermis. Este es el principio fisiológico que rige las terapias exfoliativas, dermabrasivas y las diferentes variantes con rayos láser. En otro extremo está la formación de callos que son el producto de un proceso abrasivo prolongado donde se produce un estrato superficial anormalmente grueso en el punto de la fricción.

La dermis está formada por una capa papilar y una reticular más profunda. La capa reticular consta de haces de colágeno, lo que le proporciona una gran resistencia a la tracción y una rede de elastina, que actúan como fibras elásticas y extensibles, de ahí su nombre. Estos dos tipos de fibras le dan a la piel textura y tonicidad.

Uno de los factores más importantes en el proceso de envejecimiento es el cambio en la estructura molecular de las fibras de colágeno, que se acelera con la luz ultravioleta. La destrucción del colágeno y la acumulación anormal de las fibras elásticas hacen que la piel pierda su firmaza y elasticidad, profundizando las arrugas finas que comenzaron con el alargamiento del tiempo de recambio celular de la epidermis.

La mejor manera de prevenir un daño prematuro en la piel es evitando la exposición excesiva al sol, particularmente durante las horas de 10 a 16 horas, que es cuando está presente más del 80 por ciento de los rayos UV. Si usted trabaja o hace deporte o simplemente le gusta recrearse bajo los rayos del sol recuerde que los bloqueadores o filtros solares deben de aplicarse por lo menos 20 minutos antes de salir al sol. Siembre debe de usar un protector solar con un factor de protección mayor de 15, y si usted es de tez blanca debe de utilizar uno de FPS mayor de 30. No fume, es veneno para su piel.

Las sustancias más comunes para el rejuvenecimiento de la piel son de uso tópico: el retinol–A (tretinoína tópica), ácido láctico, ácido glucólico, ácido salicílico, omega–3 (EPA) y los anti–oxidantes como la vitamina E (alfa tocoferol) y la vitamina C. Aún después de todo esto queda todavía la opción de algo más invasivo: la descamación química (peeling), el levantamiento de la piel quirúrgicamente (face–lifts), las inyecciones de colágena y el tratamiento con la toxina botulínica.

Si desea más información sobre este texto puede escribir al correo electrónico: rhpmedicus@yahoo.com.mx



La falta de una rutina de salud repercute en la apariencia física, afirma especialista

“Cuando una persona descuida su apariencia física y su salud generalmente es por falta de rutina, ya sea alimentaria, de ejercicio y/o hasta de sueño; todos estos factores a veces no permiten llevar una vida completamente sana, lo que se refleja en la apariencia física”, consideró la cosmetóloga Adriana Herrera Castillejos.

Actualmente existen diferentes tipos de clínicas de belleza que ayudan a cuidar la apariencia de las personas de manera fácil y rápida, corrigiendo problemas físicos, y de difícil trato. “Todos estos tratamientos –agregó– son variados y dependen de lo que cada persona desee, pero sobre todo de las características y condición física personal”.

Para Herrera Castillejos, la función de un tratamiento de belleza es ayudar a cualquier persona con algún problema sin hacer grandes esfuerzos físicos. “La gran ventaja para toda persona es que nuestro cuerpo llega a tener grandes cambios benéficos que por alguna razón no se habrían podido lograr sin este tipo de tratamientos”.

“La mujer en lo particular, debido a sus distintas etapas en la vida, es a quien más se ha beneficiado, ya que puede ayudarle a perfeccionar su cuerpo una vez que ha pasado por un embarazo y todos sus cambios, tanto hormonales como físicos”.

El principal objetivo de los tratamientos de belleza, explicó a La Jornada de Oriente, “es recuperar la imagen y el tono vital perdidos por factores como el verano y cierta relajación en el cuidad del cuerpo. Para esto hay todo tipo de programas que satisfacen diversas necesidades, desde los que se aplican en casa con productos naturales o los que requieren manos más expertas para proporcionar los efectos deseados”. En ambos casos, dedicar un poco de tiempo a estos tratamientos es la mejor manera de volver a la salud estética.

Los tratamientos más comunes

La especialista comentó que los tratamientos hidratantes y exfoliaciones son de gran ayuda para una mujer embarazada, ya que mantienen el cuerpo completamente hidratado y mantienen la elasticidad de la piel, no se hace uso de ningún aparto, y se puede hacer cuantas veces se desee. En el caso de los hombres, ayuda principalmente a mantener el cuerpo y la cara limpia e hidratada, mientras que los preventivos pueden ser tomados por cualquier persona que desea tener siempre una buena apariencia, y que a la larga le puede prevenir diferentes problemas como celulitis, flacidez, circulación, etcétera.

Por otro lado, endermologie es un procedimiento muy completo, pues ayuda a reducir tallas, regenerar células, moldear y tonificar la piel, disminuir y atenuar problemas de celulitis y prevenir flacidez. Por medio de un aparato especial se estimula la circulación sanguínea linfática para desbaratar la grasa acumulada y drenarla.

Y aunque el proceso es relativamente costoso, es importante que después de terminar con el tratamiento la persona mantenga una vida sana para lograr que los resultados permanezcan. “Se recomienda llevarlo a cabo antes y después del embarazo, no durante, debido a los movimientos del aparato para realizarlo; asimismo, no es recomendable para personas que sufren de presión alta, de várices o con cáncer”.

La microdermogración consiste en succionar células muertas, se puede llevar a cabo en cara y cuerpo; en el cuerpo disminuye visiblemente las estrías en un estado primario, ya que regenera la piel que aún no está muerta, y en la cara succiona las células muertas acumuladas para dar una mejor apariencia en zonas problemáticas.

La reducción de tallas “se puede llevar a cabo por varios métodos, dependiendo del tipo de cuerpo. éstos pueden ser endermologie, masajes manuales, mascarillas corporales a base de cambios de temperatura, lodo, algas y sauna. La idea principal de estos tratamientos es eliminar grasa por medio del sudor, desintoxicar la piel e hidratarla. No obstante, no es recomendable para personas con problemas de circulación”.

De la misma manera, citó los tratamientos reafirmantes a base de vendas frías, los cuales tienen la función de reafirmar la piel a partir de la contracción de los tejidos, esto se hace con vendas frías y líquidos especiales, para la hidratación y reafirmación, en tanto que los masajes relajantes normalmente son manuales y tienen como principal función relajar y dar descanso. Y los spa son para el cuerpo en general, ayudan a desechar agua, remover células muertas y exfoliar. Se hace por medio de fango, algas, y vendas.

Y finalmente, mencionó los faciales, que ayudan a prevenir problemas a futuro, aunque generalmente son utilizados cuando el problema ya existen. Hay diferentes tipos de faciales, y todos dependen del tipo de problema y piel de cada persona, los más utilizados son aquellos que disminuyen arrugas, manchas provocadas por el sol, acné, limpiezas y control de grasa e hidratación. Tiene como metodología limpiar las células muertas para regenerar las zonas problema de la cara. (Yadira Llaven)

EnviarEnviar ImprimirImprimir