"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Economía
miércoles 18 de julio de 2007

ECONOMÍA A RETAZOS

 

Plutocracia estilo USA...

En Estados Unidos la carrera por la recolección de fondos electorales ya ha comenzado. En enero de este año el ex presidente de la Comisión de Elecciones Federales de Estados Unidos, Michael Toner, afirmó que las elecciones presidenciales estadunidense de 2008 se convertirán en “las más caras de toda la historia estadounidense.” Estimó que su costo llegará a “un billón de dólares”, y para que sea tomado en serio, un candidato necesitará reunir por lo menos 100 millones de dólares.

En esa danza de los millones, el demócrata Barack Hobama, logró recabar, en los tres primeros meses de este año, 32.5 millones de dólares dejando atrás a Hillary Clinton, quien “apenas” pudo colectar 27 millones.

Por su parte, el republicano Rudolph Giuliani logró obtener 15 millones de dólares en el primer trimestre del año, y John McCain, su rival más fuerte en la elección interna, obtuvo 12.5 millones de dólares.

(Manuel López San Martín, emeequis, número 76, 16 de julio de 2007: 50.)

 

 

El consejo de defensa de la vivienda (cdv)

Convoca:

A abogados, pasantes y estudiantes de la carrera de derecho, a líderes de organizaciones sociales y al público en general al

“Seminario de Capacitación para la Defensa Jurídica del Hábitat”

Con los temas centrales:

I. “La Defensa Jurídica de los deudores de Infonavit”

II. “La Reforma a la Ley del ISSSTE en materia de vivienda”

El día 19 de julio a partir de las 9:30 horas.

El seminario no tiene costo y persigue formar capacitadores para la defensa jurídica del hábitat en todo el país, bajo un esquema reticular y autogestivo y se puede seguir desde sus lugares de origen, convocando a la gente para seguir el acto en vivo, vía internet en la siguiente dirección: www.radioamlo.org.mx

 

 

El hombre más rico del mundo

“De un mes a otro 3.5 mil millones de dólares. ésa es la tasa a la cual el multimillonario mexicano, Carlos Slim, ha multiplicado su fortuna este año. Esta rápida acumulación de riqueza le ha permitido a Carlos Slim superar el capital que posee el cofundador de Microsoft, Bill Gates, hasta hace poco el hombre más rico del mundo.

“Hace cuatro meses, cuando Businessweek entrevisto al magnate mexicano de 67 años de edad, se estimaba su riqueza personal en 54 mil millones de dólares; sin embargo, ahora, al terminar la primera mitad del año, el semanario financiero mexicano Sentido Común, estimó la fortuna de Slim en 67.8 mil millones de dólares, superior a la de Gates”, calculada ‘tan sólo’ en 59 mil millones de dólares.”

(Businessweek, 4 de julio de 2007. Traducción jod.)

 

 

El último suspiro

La Secretaría de Economía abrió una cuota adicional para importar maíz amarillo, excepto para siembra, rumbo a la apertura total de este producto en el comercio con Estados Unidos a partir de enero de 2008.

Esta cuota autorizada por el gobierno calderonista, representa el último control aduanal a las importaciones de maíz amarillo estadunidense, según establece el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entró en vigor el 1 de enero de 1994.

Diario Oficial de la Federación, lunes 16 de julio de 2007.

 

 

Aunque sea de maestro

Edith Báez

Cualquiera puede ser maestro, es idea de dominio público. Y sí, cualquiera puede enseñar, entrar a un salón de clase y dirigir el conocimiento. Desde el preescolar hasta el posgrado, cualquiera puede enfrentarse a un grupo y decirle cosas que sabe. Por eso los padres de familia, cuando desean orientar a sus vástagos en la elección profesional, expresan sin mayores miramientos: “Aunque sea de maestro”.

Y es que la ocupación del docente no reviste de mayor aprecio entre la población. A los profesores se los ve como meros obstáculos que han de zanjarse para obtener un documento que acredite la capacitación de niños, adolescentes y adultos para conseguir el paso a otro nivel educativo o algún espacio laboral.

La calidad del servicio, con frecuencia, carece de trascendencia. Enviar alguna torta para la hora de recreo u obsequios el 15 de mayo, es decir, “estar bien con el profe”, puede ser la diferencia entre recibir una calificación aprobatoria o no. Por lo menos es una percepción más o menos generalizada entre los padres y madres que “desean lo mejor para sus hijos.”

Las formas de enseñanza no importan, sobretodo si se parecen a las que los adultos recibieron cuando niños. Si los maestros han actualizado sus formas de enseñar, tiene poco aprecio, porque para la sociedad, lo importante es que los alumnos aprendan. Finalmente si lo que observan es un estudiante que pueda repetir de memoria una serie de conceptos, entonces se habrá cubierto el objetivo.

Por eso “ser maestro es lo más fácil del mundo”, porque cualquiera puede pararse frente a un grupo y discursar, dictar, llenar el pizarrón de ejercicios y calificar las tareas. La calidad del servicio educativo sólo puede medirse en eso.

Pocos dan importancia en los procesos de reflexión y análisis a los que pudiera someterse a los educandos. La posibilidad de que desarrollen sus potencialidades para buscar el conocimiento y adquirirlo por propia cuenta en cuanto les sea necesario, no tiene cabida en la concepción tradicional de lo que es la educación, para dicha concepción, las tareas que no implican memorización no son válidas, porque el producto no puede “apreciarse” de inmediato.

Sin embargo, en términos generales, la situación del país pudiera ser otra –de mejor nivel–, si las instituciones educativas (oficiales o particulares) tuviesen como objetivo primordial, el desarrollo de las habilidades de los individuos, de todas sus potencialidades.

Aunado a lo anterior, están las condiciones en que los docentes deben realizar su labor, la polarización de las condiciones son evidentes. Mientras en los centros escolares las instalaciones son suficientes y variadas (incluso subutilizadas), con personal en exceso, hay gran cantidad de escuelas en las zonas marginas, rurales o urbanas, donde se carece de lo más mínimo, es decir, aulas y desde luego, también, maestros.

La inequidad es el sello del neoliberalismo y la educación no queda exenta de ella. La mayoría de los maestros deben conformarse con salarios, condiciones laborales y líderes sindicales mediocres (y corruptos, por si fuera poco).