"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Estado
viernes 6 de julio de 2007

VÍA ALTERNA

 

Estadounidenses y mexicanos construyen página de documentales

Juan Pablo Ramos Monzón

Un grupo de comunicadores estadounidenses y mexicanos se dió la tarea de mostrar lo más profundo de la sociedad mexicana, aquélla que hierve y se levanta, pero que no figura en los medios audiovisuales masivos.

Alive in Mexico (www.alivein mexico.org), nombre con el que bautizaron a este proyecto, produce cápsulas informativas sobre organizaciones populares y las ponen a disposición de todos los usuarios del internet.

El material que comparten es realmente interesante y la producción es de muy buena calidad, cosa que algunas veces se descuida en las realizaciones publicadas en la red.

Los responsables de esta página definen a Alive in Mexico como un canal que “muestra al país a través de las voces de los mexicanos (...) muestra testimonios de los individuos y de la vida diaria que llevan”.

El portal tiene un archivo donde almacenan, en orden cronológico, las producciones que van haciendo. Del 27 de noviembre de 2006 al 28 de junio de este año, han “subido” 13 producciones –cortometrajes, reportajes y entrevistas– de interés sociocultural.

Muchos de ellos han sido sobre los últimos movimientos sociales del centro y sur del país, principalmente de los casos de San Salvador Atenco y Oaxaca; aunque también se pueden ver los títulos como: “¿500 años en resistencia?”, “Cuidados médicos de los indígenas de Chiapas”, “Programa de asistencia a sexo servidoras de la ciudad de México”...

Cada video tiene la opción de recibir comentarios de los visitantes de la página, generando discusión sobre los temas que ahí se tratan; además hay dos blogs (uno en inglés y otro en español) donde se postean noticias relacionadas con los temas de las producciones audiovisuales, y una herramienta de RSS que te manda un anuncio a tu computadora cada vez que hay material nuevo.

Alive in Mexico es una organización sin fines lucrativos, por lo que en la página hay un apartado para conocer las opciones de apoyo que se les puede dar, como donaciones en efectivo o vía Paypal –que es un sistema de pagos vía internet– y colaboraciones de producción.

La calidad de los trabajos que hay en la página son un ejemplo de lo que se puede hacer con las nuevas tecnologías de comunicación –lo que algunos llaman Tics–, que se traducen en un gran apoyo para llevar a la superficie, temas que han quedado enterrados entre los intereses de otros medios.