"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Economía
miércoles 27 de junio de 2007

ECONOMÍA A RETAZOS

 

Vagancia y malvivencia

Miguel Ángel Burgos Gómez

Esta semana me encontré con una noticia sorprendente sobre un tema de verdad interesante si se va al fondo. No es que la idea sea muy nueva, en realidad el Club de los Vagos de Playa, como nos bautizó el doctor G. Cohen, desde hace años ha enarbolado esa bandera.

En la Universidad Autónoma de la ciudad de México hubo una reunión de sabios que discutió seriamente la posibilidad de que todos sin excepción podríamos recibir lo que se llama ingreso ciudadano universal. Esto es, que no sería necesario llegar a viejito para recibir un apoyo del gobierno en efectivo, bastaría con estar presente en este mundo. Dicen que se trata de una propuesta audaz, pero realizable. Había gente seria ahí. Luego, encontré algo sobre lo mismo en el periódico electrónico 20 minutos.es que dice: “El Estado español estudia una teoría por la que se pagaría un sueldo mínimo a los ciudadanos [...] Se correspondería con el salario mínimo interprofesional, es decir, unos 666 euros [...] El Parlamento estudiará la viabilidad de esta Renta Básica”.

De inmediato me imaginé a un joven gallego diciendo frente al espejo: “Ya me vi, pagando los 10 meses de alquiler que debo”. Pues en otra noticia aparece una manifestación de jóvenes allá en España, con carteles y gritos, protestan, porque en promedio tienen que entregar el 67 por ciento de su salario al casero. Pero si se dice que ese ingreso universal es posible y lo dice gente que estudia el asunto ¿cómo responderían a los neoliberales que siempre salen con que no alcanza el dinero? Si siguen así las cosas, los que andan alborotando vagos van a tener que explicar entonces qué es eso de que no alcanza el dinero, o más bien que es eso del dinero.

Yo pondría el asunto así: primero hay que demostrar que existe el suficiente potencial productivo para cubrir con bienes equivalentes, de buena calidad, esa cantidad de euros que en pesos serían más de nueve mil, por ejemplo, multiplicados por el número de habitantes que los recibirían. A la mayoría de nosotros nos parecería un dineral. A los economistas les parecería “inflacionario”. A mí me parece que la inflación es el resultado de los monopolios. Por ejemplo, antes yo iba al mercado a comprar manzanas y naranjas de Zacatlán y de Veracruz. Ahora tienen etiqueta de California y de Florida.

No sé por qué si ahorita mismo estoy viendo por la ventana en el jardín del vecino un manzano que tiene cuando menos 100 manzanas deliciosas y al punto. Se están cayendo. Hace unos días, me encontré, en un súper muy acá, una botella de esencia de vainilla de Madagascar. Lo juro. Ya nomás falta que los voladores los traigan de Tailandia. Ni hablar de los plátanos con etiqueta de Chiquita Brands, antes United Fruit de triste memoria.

¿Qué necesidad hay de que yo pague un kilo de manzanas a 40 pesos, si mi vecino podría enseñarnos cómo llenar los jardínes poblanos de manzanos? Eso haría crecer mi pensión universal. Ni que decir de la leche, el queso o los frijoles que ahora vienen en polvo, de plástico y de Michigan. Pero esos son artículos complementarios.

Hablando de bienes de primerísima necesidad, como son los instrumentos musicales, aquí en Puebla y ciudades circunvecinas hay unos lauderos de lujo. Pero Yamaha nomás no los deja. Todo es cuestión de ponerse de acuerdo y la pensión seguiría creciendo sin cesar. Pero hay algo aún más importante: si en España los jóvenes pagan 67 por ciento de su ingreso al casero, aquí al 80 por ciento se les va en el antro para tener un poco de amor y compañía. No hay derecho. ¿Cómo le haríamos con eso?

 

 

 

Pobre México nuestro, tan cerca del futbol y tan lejos de la ciencia

Carolina Aranda Cruz *

Ciudad de México (junio 2007). A las personas de hoy casi no les interesa la ciencia; les interesa más el futbol. Los periódicos pocas veces tienen notas de ciencia y la radio y la televisión casi nunca. Sólo las publican cuando ocurre algo que no pueden ocultar, como cuando llegó a la Luna Neil Armstrong.

Todos los días aparecen notas de futbol, entrevistas con jugadores y hasta nos cuentan chismes de su vida: que si Galilea Montijo fue novia de Cuauhtémoc Blanco..., pero no toman en cuenta que tenemos derecho a estar bien informados sobre ciencia. Y así como sabemos tanto de fútbol sabemos tan poco y tan mal de nuestros científicos que da pena. Ese es el caso de Guillermo Haro.

Guillermo Haro, astrónomo mexicano, descubrió cometas y muchos cuerpos celestes y no cuenta siquiera con una biografía. He visitado nueve grandes librerías y ninguna tiene nada sobre él. ¿Por qué apoyar más a los futbolistas que a los científicos? ¿Son mejores personas? ¿Producen mayor riqueza? ¿Nos divierten más? No creo: gracias a los científicos también nos divertimos, ellos inventaron las computadoras, los ipod, los simuladores. Además, salvo algunos casos, los jugadores de futbol nos hacen ver muy mal mundialmente y nuestros científicos, que nadie apoya no. Estoy segura que México es de los países que tienen algunos de los mejores científicos. Además nos hacen quedar muy bien. Son como los atletas paralímpicos que, sin apoyo, ganan medallas.

¿Por qué no apoyar una educación de excelencia? Tenemos derecho a ella. ¿Alguno de ustedes conoce a Guillermo Haro? Supongo que muy pocos. Y los que no, no tienen la culpa: cuando nuestro equipo de fútbol gana partidos de poca importancia hasta el presidente los felicita y los entrevistan en todos lados. Cuando Guillermo Haro descubrió varias estrellas rojas y azules sólo lo felicitaron otros científicos.

Gracias a la ciencia calentamos en unos segundos la comida en el microondas, gracias a la ciencia nuestras madres no se pasan la vida lavando pañales. Estos inventos son resultado de las misiones al espacio. Por los científicos nuestra ropa es ligera y abrigadora. Por ellos podemos leer aunque se oculte el sol o ver a cientos de kilómetros un partido de futbol. ¿Les gusta la televisión a colores? Yo nunca conocí una en blanco y negro, y la televisión a colores fue invento del mexicano Guillermo González Camarena. Gracias a los científicos mexicanos podemos ver mejor las estrellas pues aquí se fabrican los mejores lentes de astronomía del mundo.

Hace un año el Instituto de Astronomía de la UNAM envió a las Islas Canarias un instrumento de precisión para el que será el observatorio más importante del mundo. Tiene nueve lentes y 270 piezas. Y mirar astros nos debe importar porque somos, como escribió Carl Sagan, “polvo de estrellas”, de allí venimos.

Países desarrollados como Alemania, EU y Japón invierten mucho apoyo en ciencia. México cada vez invierte menos, y pese a ello contamos con grandes científicos como Guillermo Haro que vivió y murió siendo un desconocido. El premio Nobel de Química, Mario Molina nació en México, pero se tuvo que ir a Estados Unidos. Por desgracia no es el único caso. Muchos jóvenes científicos hacen lo mismo. ¿No podría nuestro gobierno invertir más en educación? Tenemos derecho a una educación de excelencia.

Me da pena que nuestro gobierno y nuestros empresarios inviertan tanto en futbol y seamos tan malos. Me da pena que inviertan tan poco en ciencia y seamos tan buenos. Tenemos la mejor Universidad de Hispanoamérica según el periódico Time y cada vez le damos menos recursos a la UNAM. ¿Por qué no apoyar a lo que ya da resultados? Un país que no invierte en ciencia y educación siempre será un país pobre ¿Queremos un México pobre? ¿Seguiremos dejando que nuestros Mario Molina se vayan a otros países?

Pobre México nuestro tan cerca del futbol y tan lejos de la ciencia.

*Discurso leído en el Congreso Mexicano de Pediatría por la autora, de 10 años de edad, y alumna de quinto de primaria del Liceo Japonés. Se publica con la autorización de ella y de sus padres. El antecedente: el 3 de enero pasado el presidente Felipe Calderón felicitó a las “Chivas del Guadalajara” por haber ganado el torneo de futbol apertura 2006, después de 10 años de no ganar un título.

 

 

 

Rumbo a la organización nacional estudiantil

Miguel Chávez Azcoe*

Convocada por la coordinación estatal del estado de Oaxaca, el pasado sábado 16 de junio se realizó en las instalaciones de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) una de las reuniones preparatorias rumbo a la Organización Nacional Estudiantil.

En la reunión, a la cual acudieron delegados de la coordinación del Distrito Federal y de los estados de México, Morelos, Baja California, Michoacán y observadores de Puebla, se hizo un balance del funcionamiento de las comisiones, de las diferentes coordinaciones estatales que se formaron en el primero y segundo congresos nacionales, para hacer frente a las políticas neoliberales que buscan la privatización de la educación y acordar una propuesta para la organización del tercer encuentro nacional estudiantil.

Dentro del balance de las comisiones, la participación de los diferentes estados resaltó la necesidad de reforzar la comisión de vinculación y enlace, como también, aunque en menor medida, la de prensa y propaganda ya que ambas resultan ser de las más importantes para la organización estudiantil y, particularmente, con miras a la realización del tercer encuentro nacional estudiantil.

Quienes se reunieron en Oaxaca, acordaron también que el tercer encuentro nacional, se realizará el sábado 29 y domingo 30 de septiembre de este año en el Distrito Federal ya que la coordinación de la capital del país es una de las más sólidas en éste movimiento, es la que ha tenido también una mayor participación en la organización nacional y ha desempeñado cabalmente todas las tareas acordadas en los anteriores congresos. Aunque el lugar lo definirá dicha coordinación a su debido tiempo, se anticipó como acuerdo que el formato del encuentro será un campamento en donde se puedan desarrollarse no sólo las respectivas reuniones para acordar el plan de acción ante la implementación de políticas elitistas del gobierno usurpador en la educación, sino también talleres culturales y recreativos.

Finalmente se acordó llevar a cabo una próxima reunión preparativa el día 19 de julio en la ciudad de Oaxaca, en donde se espera la participación de otras coordinaciones estatales con propuestas para elaborar el orden del día de la tercera reunión nacional y fortalecer la organización operativa del campamento nacional estudiantil.

*Alumno de la Facultad de Economía de la UAP.