"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Estado
miércoles 6 de junio de 2007

MEDIEROS
desde los comunicadores



¿Van ganando?

Ana Lidya Flores

Javier Corral sonríe. Manuel Bartlett levanta el pulgar de la mano derecha como señal de triunfo. El ministro Mariano Azuela muestra una sonrisa sobria. Esta fotografía de María Meléndez Parada en la página 3 de La Jornada de ayer, resume la sesión en que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación dictaminaron algunos artículos de la ley Televisa como ambiguos e incongruentes. Cuatro horas de debate, una pausa para continuar el martes 5 con los trabajos, y la sensación de que los opositores a la ley hecha a modo de los poderosos, están ganando. Escriben los cronistas que los ex senadores Corral, Bartlett y Dulce María Sauri se veían satisfechos. Javier Corral, denostado por los espacios televisivos de Televisión Azteca y Televisa declaró: “Hoy se ha avanzado en aspectos que son fundamentales; se avanza hacia la desarticulación de la ley Televisa; la Corte sienta precedentes muy importantes para el legislador”, y a la pregunta expresa ¿van ganando?, contestó: “Lo que podría decir es que el país está recuperando soberanía, espectro, criterios constitucionales. Creo que va ganando la nación.”

Eso mismo percibimos todos aquellos que nos hemos situado del lado de Corral, Bartlett y Sauri. Ante el enojo por las campañas de basura mediática instrumentadas a lo largo de mayo, no podemos menos que sentir alivio por el trabajo de los ministros. ¿Y lo medios? Se pintan por sí mismos. ¿Qué han dicho las televisoras? Nada, o responden dispersando basura con el ventilador. Basta con la mención del tratamiento informativo que dieron El Noticiero y Hechos a las figuras de Bartlett y Corral. Hoy me detengo en un día clave. Viernes 1 de junio de 2007, fecha en que los periódicos reportaron la sesión de la SCJN correspondiente a la víspera, el jueves 31 de mayo.

La Jornada dio su titular principal al acontecimiento: “Quitan renovación automática en las concesiones de tv” y con el antetítulo, define un matiz informativo clave: “Primera decisión de fondo de la Corte en la ley Televisa”. Aunque la fotografía no estuvo dedicada al tema, tres balazos ampliaron de manera cabal el asunto: “Manifiestan ministros que el refrendo a perpetuidad es ilegal”; “Los actuales permisionarios tendrán que someterse a licitacion”; y “PRD: queda claro que la anterior legislatura se dobló ante consorcios”.

La Crónica también dio su titular principal al tema: “Corte anula concesiones perpetuas en radio y tv”. Y también coincidió en los tres balazos al asunto: “Con 8 votos a favor y 1 en contra los ministros cancelan la renovación automática y gratuita de permisos”; “Aunque les darán preferencia, los actuales dueños tendrán que participar en licitación cuando venza la licencia”; y “La SCJN analizará si son legales las adjudicaciones hasta por 20 años”. Aquí tampoco hubo fotografía de los ministros. El Financiero destacó el tema en el sumario, bajo el cabezal: “Otro revés en la ley de medios”. Al no ser la nota principal, no hubo balazos, pero si una entradilla: “La Suprema Corte declaró inconstitucional parte del artículo 16; fin a los refrendos automáticos de concesiones.”

Y quedan para el anecdotario otros titulares, ubicados entre el cuarto y quinto sitio de importancia: “Sufre la TV primer revés” en Reforma. “Anulan refrendo automático de concesiones” en El Universal. “Licitar para refendar, determina la Corte”, en Excélsior. “No refrendo automático” en unomasuno e “Invalida SCJN refrendo automático de concesiones” en Rumbo de México.

¿Van ganando? No. Vamos ganando. Mi teléfono no deja de sonar. Son mis amigos que han seguido el tema. Tenemos la sensación de que ahora sí les ganamos.

OBSERVATORIO

Órgano capturado en el limbo

Roberto Alonso

Después de que la Corte dictaminara el 10 de mayo la inconstitucionalidad de la ley que permitía el Senado objetar los nombramientos del Ejecutivo para la integración de la Comisión Federal de Competencia (Cofeco), fallo que se anticipaba como uno de los primeros golpes al Congreso en la resolución del recurso interpuesto por 47 ex senadores contra la ley Televisa por lo que toca a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), las televisoras comenzaron su cruzada de desprestigio hacia los actores involucrados en este debate.

A unos días de esta decisión, un juez federal le concedió un amparo a los ex aspirantes Rafael del Villar Alrich y Gonzalo Martínez Pous, ambos propuestos para el cargo de comisionados de la Cofetel pero rechazados por la Cámara Alta. La razón del amparo obedecía a la invasión de facultades, recientemente distinguida por la Corte, que hacía el Legislativo sobre una designación que le competía exclusivamente al Ejecutivo. Tras la negativa del Senado, Del Villar y Martínez Pous recurrieron a la vía jurisdiccional para resolver su situación; el Senado avaló la candidatura de los entonces legisladores Héctor Osuna Jaime y Ernesto Gil Elorduy y, en sustitución de los refutados, a los operadores directos de Televisa y Tv Azteca durante la aprobación de las reformas, Eduardo Ruiz Vega y Gerardo González Abarca respectivamente.

En riesgo los intereses de las televisoras, los noticieros de Javier Alatorre y Joaquín López Dóriga ofrendaron sus espacios informativos y editoriales a criticar la sentencia de la Corte. Televisa escasamente le dio continuidad al tema, la tarea se la confió a Tv Azteca y ésta quedó exhibida. Inesperadamente, el 30 de mayo la Comisión Permanente del Congreso aprobó un punto de acuerdo en el que rechazaban los ataques de las televisoras y hacían un llamado urgente para cesar el linchamiento mediático. Por unanimidad, los legisladores de las fuerzas políticas representadas en el Legislativo se manifestaron a favor de la libertad de expresión y del respeto al derecho de réplica de los principales promotores de la acción de inconstitucionalidad analizada en la Corte.

Este lunes, luego de que el máximo tribunal determinara la invalidez de las fracciones I y II del artículo 20 de la Ley Federal de Radio y Televisión, con las que se posibilitaba un trato discriminatorio en el otorgamiento de permisos para estaciones oficiales, comunitarias y culturales, y declarara la inconstitucionalidad del refrendo automático para los concesionarios vigentes de la radio y la televisión autorizado en el artículo 16 de la misma ley, los ministros decidieron que, al igual que en el caso de la Cofeco, la facultad del Senado para objetar los nombramientos del presidente para la composición de la Cofetel es contraria a la Constitución.

Sumada a la disposición tomada por la Corte sobre la Cofetel la semana pasada, en la que se invalida el artículo segundo transitorio de la Ley Federal de Telecomunicaciones por el que se impedía a los anteriores comisionados repetir en su cargo con la entrada en vigor de la ley Televisa, esta resolución de los ministros refleja, amén de su coherencia, su ilustre desempeño y el talante de su músculo frente al poder salvaje representado y ejercido por las televisoras al secuestrar de nacimiento al órgano encargado de regular las telecomunicaciones incluida la radiodifusión.

En comparación con su actuación en el caso de la Cofeco, las televisoras guardaron un silencio estrepitoso la noche del lunes. Sus operadores se encuentran en el limbo, y el negocio se está desarticulando. La Corte va por buen camino.