"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Justicia
viernes 18 de mayo de 2007

La PGJ no tiene información sobre redes de prostitución

Josué Mota Corro

El director de la Policía Judicial, Hugo Isaac Arzola Muñoz, negó que en Puebla operen redes dedicadas a secuestrar mujeres para obligarlas a prostituirse. Sin embargo, reconoció que en la entidad hay varias organizaciones que trasladan a prostitutas a otros estados del país.

El funcionario fue entrevistado sobre este asunto, debido a que el lunes pasado, cuando fue asesinado José Nemesio Lugo Félix, coordinador general de investigaciones del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi), se dio a conocer que éste estaba investigando a bandas dedicadas a la pornográfia infnatil y la prostitución, y que en los últimos tiempos se habían extendido a Puebla, entre otros estados.

Durante una entrevista, que se le realizó tres días antes de que fuera asesinado, Lugo expresó que estos grupos delictivos “han sido capaces de establecer formas de esclavitud, trata de personas con actividades desde prostitución –de menores y adultos–, hasta la servidumbre laboral mediante el chantaje”.

En dicha entrevista, realizada por el diario La Jornada, el funcionario manfestaba que “existe una red que maneja a unas 400 mujeres y que opera en México desde Puebla y Tabasco, pero que tiene conexiones en 12 ciudades de Estados Unidos y registra ganancias de 400 mil dólares anuales por cada mujer’’.

Sin embargo, Arzola Muñoz dijo que hasta el momento la Procuraduría General de Justicia no tiene información relacionada con estas bandas. Aseguró que hay algunos lugares en donde se contrata a mujeres para dedicarse supuestamente al modelaje y posteriormente se les propone dedicarse a la prostitución, con la “representación” de alguna persona. “Lamentablemente nosotros no podemos intervenir hasta que se presente una denuncia”.

Manifestó que tiene conocimiento de que hay personas dedicadas al lenocinio, pero cuando los agentes judiciales intentan investigar, las mujeres rechazan que sean víctimas de explotación sexual. Agregó que también se tiene conocimiento de que hay organizaciones que trasladan a bailarinas de table dance a otros estados, pero principalmente al Distrito Federal.

Dijo que se ha detenido a algunas personas por lenocinio, pero rechazó que éstas formen parte de una organización criminal.

Llama la atención que apenas en febero pasado, ocho mujeres de origen argentino de entre 18 y 22 años de edad, fueron detenidas por el Instituto Nacional de Migración en un motel del norte de la ciudad. Las jóvenes fueron repatriadas, pero las autoridades no precisaron cuál era el motivo de su estancia en el país.