"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Cultura
miércoles 9 de mayo de 2007

“El panorama de la literatura juvenil en México es casi inexistente”: Sebastián Gatti

Yadira Llaven

“En México el panorama de la literatura juvenil es casi inexistente, por lo que tampoco existe mucha reflexión sobre lo que significa la literatura para jóvenes, y se pretende, ante el desconocimiento, que este sector de la población lea aquello que ha sido escrito para adultos sin pensar en sus intereses y gustos particulares”, consideró el escritor, maestro y editor Juan Sebastián Gatti.

Durante la presentación de la novela Tajín 365, de los escritores poblanos Beatriz Meyer y Enrique de Jesús Pimentel, una de las actividades de la XX Feria Nacional del Libro, el maestro Gatti dijo que en la actualidad la academia ha intentado inculcar la lectura sin conseguirlo, esto debido a que no toma en cuenta la edad de los lectores, por lo que ejemplificó: “Los jóvenes no pueden votar, pero se cree que sí pueden, e incluso deben leer El Quijote; no pueden vivir solos, pero sí pueden leer a Dante”.
En ese sentido, explicó que en el mundo de la literatura para jóvenes existen desde los textos que permiten múltiples lecturas como Narnia, en un extremo; y por el otro, los bodrios de autores que abordan temas de superación personal, como Carlos Cuauhtémoc Sánchez.
En el caso de Tajín 365, aseveró que los autores lograron el nacimiento de una novela para jóvenes que permite la lectura de los adultos; se trata, de “algo muy raro… de un argumento en continuo movimiento que permite una lectura ágil”; no obstante, agregó que Meyer y Pimentel no caen en la trampa de simplificar la historia como si los jóvenes necesitaran textos predigeridos, sino confiando en la inteligencia de quien lee.
“En la historia se pueden encontrar diversos narradores, cuyo lenguaje es más o menos complejo, dependiendo de su edad y ocupación desde la cual se cuenta la historia”.
En cuanto a la poca producción de literatura para jóvenes en México, el escritor puntualizó que los países con mayor índice de lectura son aquéllos que tienen una industria editorial dirigida a niños y a jóvenes mejor establecida. En ese tenor, recalcó, “lo hacen porque saben que ése es el camino para crear lectores”.
En tanto, Enrique Pimentel agradeció la iniciativa de Ricardo Moreno Botello, de Ediciones de Educación y Cultura, por el respaldo para la publicación del texto, quien, además, impuso a los escritores el reto de elaborar una historia para jóvenes en la cual se reflejara la identidad nacional por medio de los mitos y leyendas.
Aclaró que Tajin 365 no es un retrato exhaustivo de la riqueza cultural de México, pero sí es un recorrido por la mitología de una parte muy importante del territorio nacional.
Beatriz Meyer fue la encargada de explicar más sobre el contenido del libro. “La historia toma como pretexto el secuestro de un arqueólogo, cuyos hijos, Luisa y Germán, deben entregar una valiosa reliquia a los captores de su padre para que éste regrese”.
“Así, siguiendo las instrucciones de los secuestradores, los dos adolescentes realizan un periplo por diversos estados de la República Mexicana en los que van conociendo a todos sus personajes fantásticos”.
Por otro lado, el dibujante Gabriel Cortés, quien estuvo a cargo de la ilustración del libro, detalló que su encomienda fue “interpretar y proponer visualmente otras cosas”, más allá de lo que los autores expresan por escrito.
Por su parte el editor Ricardo Moreno Botello mencionó, que el interés de la colección Jeunesse que difunde literatura para jóvenes es que las historias resulten atractivas para este sector y con ello lograr un crecimiento del público lector.