"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Cultura
viernes 20 de abril de 2007

VÍA ALTERNA

Blogueros profundizan en la identidad de Cho Seung Hui

Juan Pablo Ramos Monzón

En menos de 24 horas, luego de que se hiciera pública la identidad del francotirador (Cho Seung Hui) que el lunes pasado mató a 32 personas en el Tecnológico de Virginia, Estados Unidos, una decena de blogs se dieron a la tarea de difundir datos sobre su vida.


En flickr.com, especializada en almacenaje de imágenes, se pueden observar casi 7 mil 500 fotografías relacionadas con el caso del Tecnológico de Virginia

Aunque algunos carecen de suficientes pruebas, la cantidad de información que ahora circula por la blogósfera han dado pie a la mitificación de Cho Seung Hui. Fotografías, videos, entrevistas y testimonios de estudiantes que llegaron a compartir cuarto con él han sido subidas a la red, incluso un par de obras de teatro que se presume, fueron escritas por él.

En (http://pospost.blogspot.com), se puso una liga por la cual se puede ingresar a dos obras de teatro que supuestamente escribió Cho Seung Hui. El vínculo lleva a la página de noticias de la empresa de telecomunicaciones AOL, donde se explica que Ian Mac Farlane, estudiante del Virginia Tech “y empleado de AOL, proporcionó las obras” Richard Mc Beef y Mr. Brownstown.

Ambos libretos se publicaron en su totalidad. En la primera, Richard Mc Beef, se narra una pésima relación afectiva entre un adolescente de 13 años y su padrastro, a quien quiere matar, pues se rehúsa a que sea la nueva pareja de su madre; en Mr. Brownstown, tres adolescentes con identificaciones falsas entran a un casino, donde hablan de lo mal que los ha tratado su profesor, quien incluso los ha violado y a quien desean asesinar.

El temperamento, su comportamiento con el resto de los alumnos y parte de su vida, antes de que arribara a los Estados Unidos, son los temas más recurrentes que se encuentran en la red.

Un par de días después de la tragedia, la biografía de Seung Hui ya estaba publicada en www. wikipedia.org. En ella se cuenta que emigró de Seúl a los ocho años, con su padre y su hermana mayor; también se dan detalles de su comportamiento reservado y algunas declaraciones que alguna vez hiciera a sus compañeros de habitación, como que “tenía una novia imaginaria” y que prefería que lo nombraran Question Mark, que en español significa “signo de interrogación”.

El primer medio por el que se difundió la noticia fue precisamente el internet, con un video grabado con el celular de un estudiante universitario. En menos de cuatro horas, el video ya estaba colocado en las versiones electrónicas de los diarios del mundo.

La blogósfera se ha llevado las palmas con la cobertura del caso, y no es una sorpresa que esto ocurriera, pues el internet se ha convertido en un medio de consulta inmediata para enterarse de primera mano sobre el diario acontecer; aunque las precisiones se obtengan en otros medios como los periódicos.

Además de discusiones y entrevistas transcritas, como la que se puede leer en www.roanoke. com, el material audiovisual se ha multiplicado por todos los repositorios de la red. En Youtube, el nombre Cho Seung Hui, arroja 427 resultados: videoclips del tiroteo, acciones de protesta, fragmentos de noticias y las declaraciones que el homicida mandó a la NBC, antes de concluir con su mortífero plan y quitarse la vida.

En tanto, en flickr.com, especializada en almacenaje de imágenes, se pueden observar casi 7 mil 500 fotografías relacionadas con el caso.
Sin lugar a dudas el internet ha tomado un papel muy importante en la comunicación y en la información, mas no ha tomado la fuerza suficiente para frenar las oleadas de violencia que también usan a las nuevas tecnologías como herramientas.

La red, como el resto de los medios, está siendo reflejo de la sociedad. Sólo queda ver que imágenes se siguen generando afuera y que seguramente se estarán propagando en la blogósfera.