"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Salud
jueves 19 de abril de 2007

ESTÉTICA Y SALUD

El pie y el dolor como señal

Rafael H. Pagán Santini


Las sensaciones a las que les damos el nombre de dolor –pinchazos, quemazón, picadura y dolor sordo– son las modalidades sensitivas más características de todas. La salud de nuestros pies dependerá enormemente de poder contar con este sistema de alarma

La naturaleza nos ha dotado de sensores que permiten señalar la presencia de un peligro para nuestro cuerpo. Las sensaciones a las que les damos el nombre de dolor –pinchazos, quemazón, picadura y dolor sordo– son las modalidades sensitivas más características de todas. La salud de nuestros pies dependerá grandemente de poder contar con este sistema de alarma. El dolor es una submodalidad de las sensaciones corporales, como las del tacto, la presión y la posición, y tiene una importante función protectora, ya que nos avisa de una lesión que debe ser aliviada o tratada.

El dolor persistente puede clasificarse dependiendo de su origen. Unos son el resultado de la activación directa de los receptores de la piel o de los tejidos blandos en respuesta a una lesión de algún tejido, y por lo general aparecen como acompañantes de una inflamación. Por ejemplo los esguinces y las distensiones musculares producen formas de este tipo de dolor, aunque por lo general mucho más leves que el dolor que produce la artritis o el dolor de un tumor que invade los tejidos blandos. Otro tipo de dolor es el que se produce por lesion directa de los nervios del sistema nervioso periférico o central, y a menudo producen una sensación de quemadura o de descarga eléctrica. Este tipo de dolor se puede sentir en lesiones posherpética.

Existen algunas condiciones de salud que hacen que se pierda la sensibilidad al dolor en los pies. Un ejemplo de esto es el “pie diabético”. Las alteraciones que produce la diabetes generan pérdida de la sensibilidad al dolor y una baja regeneración de las células de la piel, por lo que, de sufrir alguna lesión, ésta puede avanzar sin que la persona diabética se percate. Al perder la sensibilidad en los pies existe el riesgo de deformación, ésto puede deberse a úlceras, ya que las heridas abiertas pueden infectarse. Además el pie puede deformarse debido a una condición ósea conocida como “pie de Charcot”. Este es uno de los problemas más graves, ya que el pie se tuerce cuando los huesos se fracturan y se desintegran, la persona sigue caminando igual porque no siente dolor.

Si sufre de diabetes, deberá revisarse los pies diariamente, fíjese si tiene moretones, zonas que duelen al tacto, piel roja, temperatura en el pie, ampollas, úlceras, cortes o problemas en las uñas. Deberá controlar seis lugares en la planta del pie, la punta del dedo gordo; la base de los dedos meñiques; la base de los dedos medios; el talón; la parte lateral del pie y la base del pie. Siempre verifique si tiene sensibilidad en ambos pies.

Es importante saber que las personas diabéticas requieren de un calzado especial, debido a que, por su padecimiento, sufren cambios fisiológicos, como la reducción de irrigación sanguínea. Además, todas estas alteraciones hacen que la persona sea más propensa a infecciones de la piel. Tenga mucho cuidado el los zapatos que elije y los que usa. Lo más recomendable es que utilice zapatos especiales para personas diabéticas, pero si no los va a utilizar, compre su calzado en la tarde, cuando los pies están bien hinchados y fíjese que sean cómodos y que no sea necesario “amoldarlos”, que le queden bien de ancho, de largo, de atrás y en la base del talón.

Los zapatos especiales para personas diabéticas deben de estar hechos de piel o de material cuya suavidad garantice que los pies de la persona no sufran lesiones por la dureza del material, deben de tener el mínimo de costuras internas con el mismo fin, evitar el rozamiento; su suela debe de ser corrida (sin tacón) para evitar la acumulación de presión sobre el talón y distribuirla en toda la planta para reducir el riesgo de lesiones en estas zonas.

Las medias son un complemento en el cuidado del pie diabético. Tenga mucho cuidado al elegirlas, las medias delgadas y de algodón son más absorbentes en el verano. Las medias de punta cuadrada no aprietan los dedos, evite las medias con elástico en la parte superior.

El dolor, además de ser algo molesto, es una señal que nos avisa que algo anda mal, no debemos ignorarlo. La vida estilizada no está reñida con la salud.

Si desea más información sobre este texto puede escribir al correo electrónico:

rhpmedicus@yahoo.com.mx

No hay que dejarse engañar por publicidad que promete adelgazar en pocos días: SSEP

(Yadira Llaven)

El director de Regulación y Fomento Sanitario de Servicios de Salud del Estado de Puebla (SSEP), Baraquiel Saloma Linares, advirtió a la ciudadanía que desee practicarse una intervención quirúrgica de tipo estético que, primeramente, “no se deje llevar por la publicidad, por las figuras estilizadas que se divulgan en los medios de comunicación, porque no son reales; tengan mucho cuidado y revisen, antes de someterse a una operación, que la persona a efectuar la cirugía sea un especialista con cédula profesional y no un practicante.

“En cuestión de publicidad debemos tener mucho cuidado, porque hemos tenido problemas gravísimos, a través de quejas, en donde un supuesto cirujano ha quemado y ha provocado, por inyecciones, deformaciones en la cara de sus pacientes”.

Por lo anterior, Saloma Linares insistió en que “deben consultar a otros médicos sobre el diagnóstico, revisar que sean especialistas y que tengan el permiso por parte de las autoridades de Salud, para ver si están cumpliendo con los requisitos”.

“La publicidad de una clínica no debe engañar a la ciudadanía; si ellos ofrecen un tratamiento quirúrgico tienen que presentar el protocolo y los resultados que van a obtener para prevenir un riesgo mayor”.

Hasta el momento, informó que en Puebla existen 59 clínicas de belleza, con tratamiento quirúrgico, registradas en la Dirección de Regulación y Fomento Sanitario, de las cuales han sido inspeccionadas 26.

Estas 59 clínicas de belleza están catalogadas dentro de las quirúrgicas, porque realizan cortes de piel, en algunos casos, donde se introducen hilos, y que únicamente pueden ser realizados por un cirujano plástico o reconstructor.

Dentro de este parámetro, también están las clínicas que aplican, vía inyección, el botulinum tipo A, mejor conocido como botox, fármaco que actúa paralizando temporalmente los músculos, entre otras cosas.

Para la seguridad de la ciudadanía, recomendó que una clínica especializada debe contar con aviso de funcionamiento, licencia sanitaria, responsable médico, constancia de fumigación, expediente clínico, como si fuera un clínica de actos quirúrgicos mayores.

En lo que va del año, esta dirección sólo ha asegurado una clínica en Puebla, gracias a una queja ciudadana, por no contar con la norma; “constatamos que no contaban con todos los requisitos necesarios y mínimos para poder operar, quedando clausurada de manera indefinida”.

Otra manera de regular las clínicas en Puebla es a través de la vigilancia y el monitoreo de la publicidad de los medios de comunicación, sobre todo en periódicos y algún tipo de revistas, donde se estén ofertando un procedimiento quirúrgico, a efecto de que no haya un engaño a la población.

En ese sentido, comentó, “es mentira la oferta que promete bajar 10 kilos en dos días”; por eso, “nosotros verificamos qué tipo de método están utilizando, quién es el responsable de realizarlo, si tiene una licencia médica; además si no cubre con los requisitos les prohibimos que se publiquen y giramos un oficio al periódico o la revista para que suspenda su divulgación”.

Asimismo, “la clínica de belleza como el medio de comunicación son sancionados, si no acata el ordenamiento que emitimos”.

–¿Si la clínica no cuenta con los requisitos se clausura definitivamente o hay una prórroga para cumplir con lo que se demanda?

–Si en esta clínica se llevan actos quirúrgicos, aunque sea el más pequeño, y no tienen una licencia sanitaria, pero además no tienen un médico responsable que cuente la especialidad que está ofertando, automáticamente se asegura; esto no quiere decir que en definitiva estén cerradas las instalaciones; ellos tendrán que cumplir con los procedimientos que marca la norma, en un tiempo determinado.

Si esto sucede, posteriormente, “nosotros podremos retirar la sanción siempre y cuando hayan cumplido con lo recomendado, y emitimos otra orden de verificación para constatar los cambios realizados”.

En cuanto a la multa económica detalló que viene desde la extemporaneidad del aviso del funcionamiento del lugar, es decir, “tienen 15 días para darse de alta en los Servicios de Salud del estado y la Secretaría de Hacienda, pero si el propietario no viene dentro de ese tiempo, tienen una sanción que puede ir hasta los mil salarios mínimos”.

Entre los requisitos mínimos citó: aviso de funcionamiento, licencia sanitaria, responsable general, manejo de expediente clínico, títulos y cedulas profesionales, así como la entrega, en tiempo y forma, de los planos al Departamento de Ingeniería Sanitaria para constatar en que condiciones se encuentra el inmueble.

Esta dirección de la Regulación y Fomento Sanitario de Servicios de Salud del Estado de Puebla, de la misma forma verifica a gimnasios, spas, y otras áreas en Puebla, las cuales también deben cumplir con las mismas normas de calidad. “En el caso de los gimnasios revisamos los complementos alimenticios que ahí venden para que no perjudique a sus consumidores”.