"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Estado
miércoles 21 de marzo de 2007

ECONOMÍA A RETAZOS

Los retos de la investigación en la Facultad de Economía

Jesús Rivera de la Rosa

Esta semana tiene lugar un foro sobre “Los retos de la investigación en la Facultad de Economía” de la BUAP, al respecto quiero apuntar algunos elementos para el diálogo.

Podemos plantearnos preguntas como las siguientes: ¿cómo procesar el creciente cúmulo de información a nuestro alcance?, ¿cómo podemos generar comunidades transdisciplinarias de aprendizaje?, ¿qué debemos impensar para poder situarnos en el nuevo paradigma cognitivo?

¿Cómo podemos ya no digamos investigar, sino siquiera dialogar con los físicos, los químicos, los médicos, los abogados, los filósofos, etcétera, en esta “Torre de Babel” a que nos ha conducido la hiperespecialización disciplinaria?

Un requisito indispensable para alcanzar la inteligencia colectiva es la democracia, la justicia y la liberación. De lo contrario seguiremos en nuestros castillos, fortalezas, centros de poder y discriminación. ¿Cómo entender los resultados de las distintas disciplinas?, y en todo caso, ¿para qué entenderlas?, ¿para entendernos nosotros mismos, el cambio social?

Más importante aún, ¿cómo establecer las relaciones entre todos nosotros? Hay diversas posibilidades. En una relación jerárquica, los que saben y los que no, los poderosos y los débiles, los propietarios y los no propietarios. Este es un campo de posibilidades, el que conocemos y al que nos hemos acostumbrado. Pero es posible construir un entrelazamiento liberador, con una base distinta, heterárquica tal vez, de relaciones horizontales, verticales, diagonales, como un reto ético fundamental.

La transdisciplinariedad puede ser un buen instrumento para liberarnos de las estrechas perspectivas de los economistas, en temas cruciales como el desarrollo y la pobreza. Al unir las diversas disciplinas y nosotros mismos con compañeros de otras unidades académicas e instituciones, colocamos la piedra angular del nuevo edificio del conocimiento, pero para ello requerimos no sólo de una actitud solidaria, sino y ante todo de una actitud ética, en los tres sentidos del término. Como respeto a los demás y a uno mismo, como búsqueda del bien propio y de los demás, y como cuidado de la casa común, de la morada humana que es la tierra.

La discriminación, que es una forma de no ética, es un obstáculo para el desarrollo de la transdisciplinariedad. La bioética nos ayuda a entender lo inútil, en todo caso lo inhumano, de esta actitud.

Dos problemas básicos para el desarrollo del enfoque de transdisciplinariedad: los estudios de género y de las comunidades indígenas. Para ello requerimos pensar la transdisciplinariedad, organizarla y después actuar coherentemente en este sentido, poniendo en práctica la formación de investigadores, la inclusión de las comunidades; promover la reflexión constante, crítica, de las relaciones entres los diversos componentes de la investigación, en la articulación dinámica y coherente de los proyectos

Es necesario pasar del paradigma de la fragmentación del conocimiento y la especialización disciplinaria, e interdisciplinaria, al nuevo paradigma de la unidad del conocimiento, al análisis de las relaciones complejas existentes, recuperando la percepción de la totalidad y la complejidad, pero sobre una base de ética mundial.

Las importaciones mexicanas:

“La industria maquiladora realiza el 46 por ciento de las importaciones y 45 por ciento de las exportaciones ‘del país’.“

Cabe, sin embargo, destacar que en 2006 mientras el agro mexicano continuó en asfixia, adquirimos afuera productos agropecuarios por 15 mil 655 millones de dólares y algodón por 1 mil 389 millones; mientras se estrangulaba a Pemex adquirimos 14 mil 476 millones de combustibles (37 por ciento de lo exportado); mientras la reproducción forestal no encuentra cauce, importamos 6 mil 722 millones de madera y derivados; mientras la industria textil va en picada, importamos textiles, ropa y calzado por 9 mil 649 millones...

“Por regiones, de origen, 50.9 por ciento de lo importado provino de Estados Unidos, 26.9 de Asia, 12.4 por ciento de Europa y únicamente 6.0 por ciento de América Latina y el Caribe.”

David Márquez Ayala, Reporte Económico, La Jornada, lunes 12 de marzo de 2007, p. 32.

La sabiduría del secretario:

“Si vienes en el auto, pero te subes en la parte de atrás, tienes que correr más duro para tratar de alcanzar a los de adelante”.

José Ángel Gurría Treviño, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en entrevista donde “explicó” a la prensa la necesidad de una reforma fiscal para cerrar la brecha entre México y el resto del mundo. Expansión, número 960, marzo 5 de 2007, p. 22.

 

Convocatoria

La Universidad Iberoamericana-Puebla, a través de su Departamento de Ciencias Sociales y Humanidades, anuncia la promoción 2007 de la “Maestría de Estudios Regionales en Medio Ambiente y Desarrollo”, cuya modalidad permite cursar estudios de posgrado a quienes tienen necesidad de trabajar, ya que opera por semanas de concentración.

La sede es la Universidad Iberoamericana-Puebla. Los coordinadores de los diferentes módulos son: los doctores Manuel Toledo, Benjamín Ortiz Espejel, Guy Duval, Manuel Parra (ECOSUR) y Eduardo Batllori (Cinvestav-Mérida).

El énfasis del posgrado está en construir la visión del desarrollo y la búsqueda de soluciones a los problemas del mismo, desde la perspectiva de los sistemas complejos, donde se prioriza el trabajo interdisciplinario. El perfil de los estudiantes por lo mismo es de diferentes disciplinas.

Informes:

Coordinador Doctor Benjamín Ortiz Espejel: 01(222)2290700 Extensión 366.
benjamín.ortiz@iberopuebla.edu.mx

Maestro Gerardo Tapia Hervert Calderón, 01(222)2290700. Extensión 437
gerardo.tapia@iberopuebla.edu.mx; gthervert2002@yahoo.com

El empleo durante el gobierno de Calderón

Jonathan Joshua Berra Montiel*

Han pasado ya mas de 100 días de gobierno del autoproclamado “presidente del empleo”, y la promesa reiterada –durante la campaña electoral– de generar empleos suficientes para satisfacer la demanda de trabajo, principalmente de los jóvenes, no se ha convertido en realidad, aunque –sin duda– ha hecho intentos en este sentido.

La promesa es crear 2 millones de empleos anualmente mediante cuatro estrategias principales, tres de ellas de acción directa: el Programa Nacional del Primer Empleo, el Programa de Empleo Temporal de Caminos Rurales y el apoyo a las Incubadoras de Negocios; uno más, de acción indirecta es la red de guarderías para apoyar a las madres trabajadoras.

Nos centraremos en la atención de los dos primeros, que es sobre los cuales se ha ofrecido más información.

A diferencia de la política laboral de Fox, donde el autoempleo fue la principal herramienta de ocupación laboral; ahora, se intenta “abrir” el mercado formal y, la medida –acertada desde el punto de vista de la teoría de los mercados laborales– es el Programa del Primer Empleo (PPE) que arrancó el 1 de marzo de 2007 y que, aunque no está restringido a los jóvenes, si son éstos, en términos prácticos, los mayores buscadores de trabajo por vez primera, (hay que recordar que cerca de 20 millones de jóvenes, no mayores de 21 años, necesitan trabajo formal). Teóricamente parece acertada esta medida; sin embargo, sus mecanismos de realización la presentan como poco viable para contribuir de manera importante a la generación de esos 2 millones de empleo. Una buena decisión está siendo agotada por falta de operación adecuada de los mecanismos del mercado.

En esencia, este programa consiste en otorgar subsidio a las empresas para el pago de sus obligaciones obrero patronales ante el IMSS durante un periodo máximo de un año por cada nueva plaza creada. El apoyo será del 100 por ciento si los salarios son inferiores a 10 salarios mínimos y se va reduciendo proporcionalmente si el salario es mayor. El apoyo se entregará a partir del décimo mes de aseguramiento y deberá la empresa estar al corriente de sus cotizaciones al IMSS, además esta institución verificará que los trabajadores propuestos cumplan con los requisitos. Todo se podrá hacer vía Internet. El mecanismo es aparentemente sencillo, pero en realidad deja fuera a micro y pequeñas empresas que no disponen de un equipo de gestión laboral.

Un problema más es que el presupuesto total del PPE es de tan sólo 3 mil millones de pesos para 2007. El director del IMSS anunció que no alcanza mas que para generar 400 mil empleos.

Además se pueden mencionar otro tipo de problemas, como la inestabilidad de los nuevos empleos generados (si es que se generan) después de los 12 meses que tiene de duración el subsidio federal, y que tal vez sólo contribuya a la regularización de empleos que ya existían (principalmente en las grandes empresas), además de que continua con la inercia de favorecer la creación de empleos de bajos salarios.

Por su parte, el Programa de Empleo Temporal de Caminos Rurales tiene un presupuesto aprobado de mil 235 millones de pesos para este año, con el cual se pretende generar 150 mil empleos temporales, está más orientado a la política de apoyo social que a la laboral, independientemente de que solo podrá generar empleo con bajos salarios y nulas prestaciones laborales. Al parecer aún queda pendiente el cumplimiento de campaña del “presidente del empleo”.

*(Alumno de la Facultad de Economía de la UAP).