"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Política
viernes 16 de marzo de 2007

Obtienen su libertad tres presos políticos de Huitzilan de Serdán

Martín Hernández Alcántara

Tres de los indígenas nahuas oriundos de Huitzilan de Serdán que estaban en el Centro de Readaptación Social de Puebla acusados de homicidio, pero a quienes se considera presos políticos, fueron liberados el pasado lunes, aunque todavía están encarcelados 11 labriegos, entre ellos Bartolomé Melchi Santiago y Francisco Ayance Hernández.

La información sobre la liberación de los presos de conciencia fue dada a conocer por Domingo Melchi Santiago a Concepción Hernández, defensora de los derechos humanos en la región de Tehuacán.

La ombudsman, a su vez, envió a esta casa editorial un correo electrónico en el que escribió los nombres de los liberados: Miguel Cabañas Tadeo, Raúl Santiago Vázquez y Francisco Vázquez García.

La apelación con la que estos presos combatieron la sentencia condenatoria que les dictaron en primera instancia se tramitó en la Segunda Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia, dentro del Toca 908/2006.

El Comité de Presos Políticos de la Unión Campesina Independiente (UCI) ha dicho que el encarcelamiento de los labriegos es una venganza de la organización Antorcha Campesina, que ha utilizado sus influencias con el gobierno para castigar a sus rivales inventándoles delitos.

La obtención de la libertad ha sido un camino sinuoso para la mayoría de los campesinos de Huiztilan acusados por los antorchistas.

Por ejemplo, Domingo Melchi ya cumplió 15 de los 22 años a que fue condenado. Ahora que podría empezar a tramitar el beneficio de libertad anticipada sea por la vía de la preliberación o libertad preparatoria, le han informado que tiene pendiente un proceso de 1987 que se le instruyó por el homicidio de Ángel Morales, comandante de la policía de Zapotitlán de Méndez en ese tiempo, pero resulta que el labriego fue absuelto de ese delito en 1988. Ahora ya no aparece ese proceso penal, supuestamente se ha perdido el expediente en el que consta la absolución.

Condiciones infrahumanas

Concepción Hernández dijo que la gente de la UCI le informó sobre las infrahumanas condiciones que padecen los presos en el Centro de Readaptación Social de Puebla: “Les dan comida descompuesta, verde, podrida. La carne, las tortillas, todo se los dan echado a perder”.

Otro de los presos, Austreberto Ortega Téllez está muy enfermo. Concepción Hernández ha solicitado que lo revise un médico externo, “no sea que después nada más les digan que el preso se murió, como fue el caso de Ignacio Cabañas”, recordó en su misiva.

El 29 de agosto, a las 12 horas con 15 minutos en la cárcel poblana, el Comité de Presos Políticos Indígenas de la Unión Campesina Independiente iniciaron una huelga de hambre indefinida para exigir a las autoridades del estado su inmediata libertad.

“No se vale que el gobernador Mario Marín nos mida con dos varas diferentes. Los integrantes de Antorcha Campesina en Huitzilan de Serdán son cobijados por las autoridades del estado, porque nunca han recibido un castigo, aunque han sido acusados ante las autoridades competentes e incluso ante la Fiscalía Especial Para Movimientos Políticos y Sociales adjunto de la Procuraduría General de la República por más de 150 asesinatos de la Unión Campesina Independiente.

En realidad ese es el verdadero delito que cometimos, pedir y exigir la justicia. Y la respuesta de nuestras demandas son las largas sentencias que recibimos en este Cereso”, manifestó en aquella ocasión la organización en un comunicado.

“No cabe duda que la organización priista, Antorcha Campesina, goza de privilegios de los padrinos políticos priistas. Hacemos un llamado a todas las organizaciones sociales para que consideren que nuestras demandas son justas, y pidan y exijan al gobernador del estado nuestra liberación inmediata”, concluyeron.

EnviarEnviar ImprimirImprimir