"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Municipio
miércoles 21 de febrero de 2007

Analiza Doger Guerrero su salida del PRI tras los ataques de Omar Álvarez Arronte

Javier Puga Martínez

El edil de Puebla, Enrique Doger, analiza su salida del Partido Revolucionario Institucional (PRI), tras el nuevo señalamiento en su contra por parte de quien fuera su secretario de Seguridad Pública, Omar Álvarez Arronte, quien ayer afirmó que el edil es el líder de una banda delictiva dedicada al lavado de dinero y el narcomenudeo.

Consideró que la imputación de álvarez es la respuesta que recibió de su propio partido al llamado que hizo en su segundo informe de gobierno para tender la mano a los diferentes grupos y trabajar para mejorar el clima político que se vive en la capital del estado.

Criticó que los medios de comunicación hagan caso de un “tonto útil”, pues en el registro público de la propiedad cualquier ciudadano pude conocer cuáles son las propiedades de los funcionarios del ayuntamiento señalados por álvarez Arronte.

Evidentemente molesto, negó los señalamientos de corrupción y el lavado de dinero que hizo álvarez; sostuvo que se trata de una historia armada artificialmente, y afirmó que el gobierno municipal no tiene nada que temer ni esconder. En clara alusión al gobernador Mario Marín, Doger Guerrero señaló que personalmente saldrá a responder los ataques en su contra: “Siempre daremos la cara. Nunca nos vamos a esconder, y siempre diré que sí es mi voz”.

El alcalde mencionó que antes de ser político es ciudadano, y como tal está “considerando seriamente” tomar una decisión para terminar las agresiones en su contra, “porque yo entiendo la política más como el debate de ideas, no el debate de estiércol. Me parece que hay que debatir las ideas, las ideologías, las trayectorias, los resultados, y yo confío en el derecho y confío en la ciudadanía”.

En ese sentido, dijo que analiza su salida del PRI, pero primero esperará a que tome posesión la nueva presidente nacional del tricolor, Beatriz Paredes Rangel. “Me imagino que como nueva presidente del PRI, y ante la elección de noviembre, este espectáculo le debe parecer fascinante, porque sin duda ella, que seguramente sabe más de elecciones, verá que con esto el PRI va a avanzar grandemente (sic); va a arrasar en las elecciones, porque el electorado va a ver qué destacados priistas, su presidente municipal, un ex funcionario, etcétera, etcétera”, ironizó.

Agregó que no pedira licencia a su cargo porque álvarez no significa nada para él y para la ciudad de Puebla, pero sí para el PRI, instituto que lo ha cobijado y defendido, porque “está cumpliendo su tarea de seguir desprestigiando al gobierno municipal e indirectamente al PRI. Si quieren que me vaya del PRI, me lo tienen que decir de otra manera, no me tienen que mandar a su matón”.

El edil se dijo víctima de ataques políticos y mediáticos similares a los que padecieron Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón durante la pasada campaña electoral, sólo que esta vez tiene su origen en su propio partido. En ese sentido, se negó a criticar a Valentín Meneses, presidente estatal del PRI, pero señaló que álvarez está violando los estatutos al acusar a otro militante sin presentar pruebas, pero además está siendo protegido por el tricolor.

En rueda de prensa, en donde estuvo acompañado del secretario del ayuntamiento, Ignacio Mier Velasco, del secretario ejecutivo de la presidencia, Alberto Ventosa Coghlan, y del síndico Lauro Castillo Sánchez, Doger Guerrero afirmó que se trata de una nueva mentira del ex funcionario municipal para desviar la atención de la investigación por corrupción que la contraloría de la Comuna sigue en contra de álvarez.

También agregó que interpondrá “en tiempo y forma” una denuncia penal en contra de su ex colaborador por calumnias, difamaciones y los delitos que resulten “hasta llegar a sus últimas consecuencias”.

Finalmente, puntualizó no tener temor alguno si el Congreso del estado reabre las cuentas públicas de su gestión como rector de la UAP y su primer año en el ayuntamiento. “álvarez solía agarrar a cachetadas a ex funcionarios, a pelearse y escupir, y yo te amenazo. Es como el valentón de cantina, pero a mí no me espanta ni me amenaza, ni me preocupa, que haga lo que quiera”.

EnviarEnviar ImprimirImprimir