"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Cultura
viernes 26 de enero de 2007

VÍA ALTERNA

La poesía ha dejado de ser inútil, dijo Alejandra Castro, editora de la revista Verso Destierro

Juan Pablo Ramos Monzón

Aquel que creía que la poesía era inútil lo debe pensar dos veces o leer las páginas de Verso Destierro, revista que desde hace dos años y medio se ha dedicado a la publicación de poetas “en surgimiento, que aunque no sean conocidos, ya son grandes”. “La poesía es útil porque nos sirve para abrir otras perspectivas para entender las cosas, para comunicarnos cosas que los humanos necesitan”, dijo Alejandra Castro, poeta y editora, luego de ser cuestionada sobre la utilidad del poema.

Con esta firme opinión compartida por el resto del grupo de editores que publican la revista, explicaron en una rueda de prensa el objetivo de su publicación.

Cada número de Verso Destierro (que es singular: el ocho salió antes que el seis, por ejemplo) cambia de formato y de texturas. “La entrega de la poesía es importante; por eso la forma de la revista cambia”, explicó Andres Cardo, miembro del equipo.

El cambio de formato va de la mano con la filosofía de este grupo de jóvenes poetas provenientes de la ciudad de México: “Adaptar el discurso de la poesía para que la gente se acerque a ella, hay que evolucionar y transformarse”, señalaron ayer en una de las actividades de promoción que sostuvieron durante todo el día.

Por la mañana visitaron la preparatoria Emiliano Zapata. “Por ejemplo, no es lo mismo cuando una señora se acerca en la calle a preguntarme de qué se trata la revista que explicarle lo mismo a un alumno de preparatoria”, detalló Cardo.

“La revista está hecha para publicar a todos, a los poetas inéditos y del surgimiento, los poetas muertos, los callejeros, los indigentes, todos los que tienen algo que decir”. Aun así, el cuidado de los textos es minucioso, pues “el contenido de las poesías es lo que más importa”, afirmó Castro.

Cada mes se espera una innovación en el ejemplar de Verso Destierro; una portada en madera, hojas impresas artesanalmente una por una o figuras que se desdoblan en su interior al abrir el empastado.

Concientes de la falta de lectura, han puesto especial atención en el diseño de Verso Destierro. “Sabemos que este país es muy visual; por eso cuidamos el diseño y las imágenes que incluimos” .

La distribución la hacen en algunas librerías del Distrito Federal, y la mayoría de los ejemplares la venden en los parques, cafeterías “y hasta en los vagones del metro”. En Puebla, ayer recibieron la oferta de venderla en la librería de la Casa del Escritor, por lo que se podrá adquirir ahí a partir de la siguiente semana.

EnviarEnviar ImprimirImprimir