"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Estado
miércoles 17 de enero de 2007

MEDIEROS

Otro sabadazo informativo

Ana Lidya Flores

Hacia la media tarde del 13 de enero, una nueva represión del gobierno de Ulises Ruiz afectó a los oaxaqueños que demandan la excarcelación de sus familiares, y de nueva cuenta la mayoría de las empresas informativas guardó un silencio cómplice a esta agresión. Si bien es cierto que el tema ocupó la plana principal de La Jornada del domingo 14, también es lo es que en tiempo real nadie se enteró a través de la radio ni la televisión, porque no hubo noticiarios que reportaran el hecho.

¿Cómo se informa la gente interesada en el tema Oaxaca? Pues a través de los mensajes telefónicos, o de correos, o de los medios alternativos digitales, a los que Claudia Magallanes se ha referido en múltiples ocasiones en esta sección. Pero en términos de medios electrónicos abiertos, otra vez vivimos un sabadazo informativo sobre la más reciente represión a miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

Sin embargo, las audiencias que no tienen acceso a estas plataformas de información o que están convencidas de que pronunciar las siglas de la APPO equivale a invocar al diablo, simple y sencillamente se quedan al margen de la información, o lo que es peor, convalidan el uso de la represión porque su única fuente de noticias es la televisión en cualquiera de los amplios menús que ofrecen Televisa o TV Azteca.

¿Va a cambiar la línea de estas grandes empresas informativas? No. Después de ver la entrevista que Joaquín López Dóriga realizó a Emilio Azcárraga Jean en la noche del lunes 15 de enero, la única certeza que nos queda es ver que la información sobre los movimientos sociales continuará encriptada.

El largo cuestionario a modo para que el joven empresario se luciera por sus primeros 10 años al frente del emporio televisivo dejó en claro que la salud financiera y la línea de información será mantenida. Si bien la valoración de la dupla entrevistador–entrevistado es que se revolucionó la manera de transmitir noticias y esto redundó en un incremento de los puntos de rating para los noticiarios, también es claro que hay temas vetados y una construcción de imágenes que no beneficia a los sectores críticos de la sociedad. ¿Qué nos queda? Adicionar a nuestras dietas informativas las plataformas alternas que ofrece internet. De lo contrario, en 2007 seguiremos desinformados, si sólo nos quedamos con la tele abierta.

Nace la Asociación Nacional de Medios Alternativos

Claudia Magallanes

El pasado mes de diciembre, integrantes de varios medios alternativos formaron la Asociación Nacional de Medios Alternativos (ANMA), una asociación civil con sede en el Distrito Federal. ANMA busca ser un “horizonte de solidaridad y libertad para los medios alternativos”, fungiendo como un frente común que trabaje en la defensa de los medios alternativos, la superación profesional y la ayuda mutua de sus asociados. La asociación civil generará espacios comunitarios de expresión para integrar diversos puntos de vista, experiencias, e inquietudes de comunicadores en nuestro país. Asimismo, intentará generar lazos con medios y redes a nivel internacional.

Entre los fines de ANMA se encuentran la protección de los intereses de los medios alternativos; fomentar el sentido de responsabilidad de sus integrantes; formular y promover por las vías legales la expedición de leyes y reglamentos que redunden en beneficio de la asociación y de todos y cada uno de los asociados; promover el perfeccionamiento técnico–profesional de los miembros de esta asociación; crear y sostener la escuela de capacitación para comunicadores y promover relaciones con otras organizaciones nacionales y extranjeras.

Después de sostener diversas reuniones organizativas en el Faro de Oriente, en la ciudad de México, ANMA ha avanzado en la creación de espacios en Internet y en la redacción de sus estatutos como asociación civil. De acuerdo con la red de medios alternativos, algunos espacios han demostrado interés en darle seguimiento y difusión a la asociación. Algunos de estos espacios son Radio Ciudadana y Radio Educación en su programa “El fin justifica los medios”. Igualmente, los productores del programa “Ventana 22” habrían mostrado interés en realizar una cobertura sobre ANMA.

La creación de esta asociación civil es una muestra del terreno ganado por parte de los medios alternativos en los últimos años. La proliferación de iniciativas independientes y ciudadanas por producir mensajes y contenidos que respondan a las necesidades e intereses de los ciudadanos refleja cómo los medios convencionales han fallado en dar voz a la diversidad social y cultural de nuestro país. Esperemos que ANMA crezca rápidamente en número de socios y logre alcanzar sus metas a nivel nacional.

Para tener más información con respecto a la asociación es posible comunicarse con la red de medios alternativos al siguiente correo:

redmediosalternativos@gmail.com

Teleras y telarañas

Roberto Aguirre Fernández de Lara

Ya hace tiempo se ha arraigado a la comprensión de la televisión un conjunto de afirmaciones que son conocidas como lugares comunes. Una de las más célebres telarañas mentales sentencia el mal horneado de las ideas. A saber, “una imagen dice más que mil palabras”. La red de imprecisiones conceptuales que representa tal afirmación hace aparecer a los contenidos como lo más relevante de todo lenguaje. Es una docta ignorancia, parte de un lenguaje especializado en producir ignorancia supina.

Vamos por partes, dijera Noé al acordarse de su carnicero. Lo primero es voltear la atención al código, al sistema de representación. A diferencia del lenguaje articulado, el audiovisual organiza la representación de manera diferente. El proceso semiótico, que se entiende llanamente como relación entre un objeto de referencia, un significado y un significante, computa la unidad representacional de manera más discreta en la lengua articulada. Es decir, la representación computa uno a uno la relación significado–significante. Debido a esto, la escala de unidades de representación se ha distinguido en la lengua articulada de fonema a palabra, a oración, a párrafo, a texto, a género.

Sin dejar de ser problemática, tal distinción no opera igual en un lenguaje audiovisual, pero ello no significa renunciar a que se puede hacer una escala de unidades representacionales en este lenguaje a partir de la distinta manera en que el cerebro computa la representación respecto al proceso semiótico en el lenguaje articulado. Entonces, la expresión “una imagen dice más que mil palabras” se refiere a que, respecto al lenguaje articulado, el audiovisual y en ello el televisual llena más los espacios, deja menos contenidos de la situación representada a nuestro arbitrio e imaginación. Por lo pronto, la reflexión hace de lado los aspectos discursivos.

Como se sugiere, los contenidos posibles dependen del modo en que cada código organiza la representación, y esta organización se asocia a modalidades cognitivas. Entonces, “una imagen dice más que mil palabras” remite, contrario a como el lugar común lo explica, a que el lenguaje televisual elabora un contenido más masticado y deja menos a nuestra imaginación, a nuestro potencial de significado. Vaya enredo.

EnviarEnviar ImprimirImprimir