"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Estado
jueves 21 de diciembre de 2006

Durante 2006 fueron robados más de mil 300 vehículos; sólo fueron recuperados 105

Javier Puga Martínez

El subsecretario de Desarrollo Social, Juan Carlos Lastiri, festejó la aprobación de la ley en la materia, ya que se podrán focalizar los recursos para que municipios poblanos como Eloxochitlán, salgan de la lista de los 100 más pobres del país. Explicó que con la ley recién creada habrá un organismo dedicado a la evaluación de la pobreza y la marginación, lo que permitirá realizar mejores políticas públicas para abatir los rezagos.


Aun cuando el 96 por ciento de los hurtos ocurrió mientras la unidad estaba estacionada, es el robo a mano armada y con violencia el que más preocupa a las autoridades policiales, ya que Puebla se encuentra entre los siete primeros lugares a nivel nacional por este ilícito - Foto: José Castañares


¿Usted inició el año trasladándose en su propio vehículo de un lugar a otro de la ciudad o fuera de ella, y culmina 2006 transportándose en taxis, microbuses o a pie porque le robaron su auto? Quizá no haya sido víctima de la delincuencia, pero, ¿cree que su auto está realmente seguro allá fuera?

Es posible que al momento de leer estas líneas su patrimonio motorizado esté siendo detenidamente observado por algún ladrón que en pocos segundos lo analizará y decidirá si cumple con las características que el mercado negro de autos robados y autopartes exige. No está de más decir que si su auto es de marca Nissan o Volkswagen y no es un modelo reciente, su automotor será seguro candidato a ser robado. O al menos, aumenten las posibilidades de que cuando llegue a buscarlo ya no esté en el lugar que lo dejó.

De acuerdo con información de la Policía Judicial del estado de Puebla (PJE), y de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, durante el año que culmina fueron robados más de mil 300 vehículos en la capital del estado. De esa cantidad fueron recuperados 105 coches y sólo fueron recluidas 20 personas por este delito.

Aún cuando el 96 por ciento de los hurtos ocurrió mientras la unidad estaba estacionada, es el robo a mano armada y con violencia el que más preocupa a las autoridades policiales, ya que Puebla aún se encuentra entre los siete primeros lugares a nivel nacional por este ilícito.

Durante los primeros tres meses de 2006, la Policía Municipal registró 20 robos de autos con violencia, cifra que disminuyó después de ser detenida una banda proveniente del estado de Tlaxcala. Al mes de noviembre, en promedio fueron 30 robos de vehículos, de los cuales uno o dos fueron mediante el uso de la violencia, aseguró Manuel Alonso García, subdirector de la Policía Municipal de Puebla.

Se redujo el robo de autos al 50 por ciento

Datos recientes de la PJE indican que en los tres primeros meses del año se registraron en promedio de cinco a siete automóviles robados en el estado; la mayoría de los hurtos ocurrió en la ciudad de Puebla.

La marca japonesa Nissan, en los modelos Tsuru, Platina, “Estaquitas” y Sentra; así como la marca Volkswagen, en los modelos Pointer, Jetta y Golf son las preferidas de los amantes de lo ajeno. En menor medida le sigue la marca Chevrolet, en el modelo Chevy. Se tiene detectado que generalmente son los modelos anteriores al año 2001 los robados frecuentemente porque son desvalijados para surtir el mercado negro de autopartes, consideró Alonso García.

En tanto, el director de la Policía Judicial del Estado, Hugo Isaac Arzola Muñoz, destacó que las bandas de roba autos que operan en Puebla son procedentes del Distrito Federal, Tlaxcala, Veracruz y el estado de México, lugares que finalmente son el destino de los vehículos, donde aparecen rectificados o con sus números de identificación confidencial alterados.

Estimó que el 90 por ciento de los autos recuperados presenta alteraciones en números de serie, se les colocan placas, engomados, documentación falsa y hasta pintura nueva, lo que indica que la delincuencia aplica toda una infraestructura tecnológica que ha logrado superar a las autoridades de seguridad pública.

“A principios de año en Puebla eran robados entre cinco y siete automóviles en promedio diario. Con el esfuerzo coordinado de la Policía Judicial, del estado y del municipio de Puebla, además de los trabajos de investigación que hemos hecho, podemos decir que al día son robados de tres a cinco autos en el estado a diario”, indicó Arzola Muñoz.

El funcionario estatal destacó que la estadística es obtenida por las denuncias que presentan los ciudadanos tras el robo de un vehículo, porque el que padece el robo conserva la esperanza de poder recuperar su patrimonio en ruedas.

La industria del robo de automóviles está directamente relacionada con otros ilícitos, como la comercialización de autopartes, los secuestros y los asaltos a unidades de autotransporte de carga mercantil, situación que ocurre con mayor frecuencia en temporada navideña, en las diferentes carreteras del estado y en los accesos de la ciudad de Puebla.

Al respecto, Hugo Arzola comentó que el trabajo de la PJE se enfoca principalmente a labores de investigación sobre el paradero y recuperación de los automóviles robados, aunque deslindó a la corporación que dirige sobre la prevención de este delito, puesto que para ello existen otras corporaciones, como la Policía Municipal y la Policía Estatal Preventiva.

“Existen otras corporaciones que deberían de prevenir el delito, entonces habría que preguntarles qué es lo que están haciendo para prevenir este tipo de ilícitos y no cargarle toda la cuenta a la Policía Judicial, porque creo que eso no es ni correcto, ni justo ni sensato”, señaló.

El Centro Histórico, el lugar donde más roban autos

Por la cantidad de comercios, instituciones privadas y de gobierno, y la gran cantidad de gente que a diario confluye ahí, el Centro Histórico es el lugar donde más ilícitos ocurrieron durante el año: en total fueron 13 mil 340 remisiones realizadas por la Policía Municipal durante 2006, de las cuales 2 mil 271 fueron al Ministerio Público del fuero común por diversos delitos, pero se estima que entre el 30 y el 40 por ciento de ese número fue por robo de autos.

Documentos de la Policía Municipal señalan que los llamados “franeleros” –aquellos sujetos que con cubetas apartan lugares en el arroyo vehicular y dependiendo de su estado de ánimo permiten el estacionamiento o no, por una “módica” cantidad– pudieran tener relación directa con las bandas organizadas de roba autos.

Sin embargo, “lagunas en la ley es lo que por desgracia hace que en poco tiempo los ladrones estén de nuevo en la calle. No estoy a favor de que se aumenten las penas en años para quien roba autos, sino que se debería hacer más difícil que regresen a las calles, y ya estamos trabajando con la Sindicatura para hacer llegar esa propuesta al Congreso del estado”, señaló Manuel Alonso García.

El día de mañana usted podrá leer la segunda parte de este trabajo, donde le daremos algunas recomendaciones que podrán serle útiles para prevenir el robo de su patrimonio, ya que está demostrado que las alarmas electrónicas y los “bastones” no son ningún impedimento para que los ladrones se lleven su auto.

EnviarEnviar ImprimirImprimir