"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar Imprimir

Puebla > Estado
jueves 2 de noviembre de 2006

El alcohol entre diversos sectores del municipio, un grave problema

Miguel Ángel Domínguez Ríos

Atlixco– El consumo de alcohol entre diversos sectores de Atlixco, y especialmente en los jóvenes, está convertido en un tema de debate y de aparente preocupación de algunas instancias del ayuntamiento. Sin embargo, para el Consejo Consultivo de Participación Ciudadana en Seguridad Pública (CCPCSP) la estrategia implementada por la autoridad local, con el objetivo de frenar el problema, además de ser corta en algunos aspectos, “corresponde una doble y contradictoria postura sobre el tema”, reveló uno de los miembros de ese grupo, quien pidió el anonimato.

–¿Por qué? –insistió el reportero.

–Es muy fácil de detectarlo. Mientras promueve foros y conferencias relacionadas con el tema de la adicción y la familia, especialmente el departamento de inspectoría, con el pretexto de no impedir a nadie trabajar, otorgan permisos para abrir y cerrar los llamados antros o comercios con venta de ese tipo de bebidas. ése es un verdadero negocio para muchos, allá dentro de Palacio Municipal, asumió.

Ser o no ser

Ante representantes de varios sectores sociales, políticos y económicos locales, integrantes de ese organismo presentaron un diagnóstico precisamente sobre seguridad pública y adicciones. En el respectivo turno, Bernardo Lara explicó: “En el caso del municipio, las estadísticas indican el consumo por igual de las mujeres y los hombres. No hace mucho, el segundo tenía la delantera”.

Otro dato interesante, informó, es la existencia de cerca de 700 comercios con permiso para expender esa bebida en Atlixco. “Esto, desde luego sin contar los establecimientos clandestinos. Es más, muchas de las autorizaciones salen sin ajustarse a los reglamentos. Aunque en todo esto, una cosa es clara: esa es la forma de subsistencia de muchas personas y familias”.

Siguió: “El ingerir ese tipo de droga forma parte de los usos y costumbres de una buena parte de la población; sin embargo, eso es acelerado por las autorizaciones indiscriminadas de ese tipo de mercado”. Agregó Lara: “Acudimos a datos de la dirección de seguridad pública y encontramos esto: en el ciclo escolar 2005- 2006, cada 24 horas quedaron arrestados más de tres jóvenes estudiantes por alcoholismo”. Incluso, comentó, en las oficinas correspondientes de la Comuna son recibidas cinco solicitudes diarias para abrir y autorizar el manejo de ese líquido.

De acuerdo con la perspectiva planteada, los factores causantes del incremento de ese dilema son: “falta de conciencia de los graves riesgos, crisis en las familias y aplicación poco estricta de la normativa a fin de impedir el acceso de éste a los estudiantes y jóvenes”.

Además de los señalamientos, el personaje del CCPCSP, dejó en la mesa varias soluciones a este panorama: “involucrar mediante una estrategia integral a diversas oficinas del ayuntamiento con la idea de hacer cumplir la ley y comenzar una campaña específica y directa; buscar aterrizar un proyecto de conciencia y de prevención a través de la Coordinación de Desarrollo Educativo 16 (Coorde 16) en las instituciones educativas; emitir frecuentemente reportes y estadísticas relacionadas con este aspecto”.

Frente a esa realidad, el consejo consultivo informó de la puesta en marcha de la semana contra las adicciones. “Entre el 6 y 10 de noviembre habrá una serie de acercamientos con aproximadamente 2 mil 500 estudiantes de la región. La idea es lograr la ayuda del gobierno de Atlixco, de la propia Coorde 16 y del Centro de Integración Juvenil a nivel estatal”.

Por otro lado, José Luis Trujillo, otro de los integrantes del consejo criticó la excesiva venta de bebidas embriagantes en la pasada feria de Atlixco. “Este año, de acuerdo con reportes oficiales, ocurrieron 34 riñas dentro de las instalaciones del recinto, sede de ese acto, todas relacionadas con el exceso de alcohol”.

Subrayó: “Es indudable, la feria debe cambiar para nuevamente alcanzar los objetivos culturales, turísticos y económicos. Por el momento, los únicos beneficiados son quienes obtienen el permiso de las autoridades de instalar verdaderos campamentos de venta de cervezas no únicamente en la feria, también en los alrededores del zócalo”.

José Luis Trujillo aseguró: “Ese acto cuando surgió por primera vez tenía el atractivo de publicitar y promover a Atlixco. Sin embargo, con el paso del tiempo quedó convertida en la feria de la cerveza, y estoy de acuerdo con quienes piensan, es la cantina más grande del municipio”. Y advirtió: “Las familias con intenciones de acudir a ese lugar para divertirse y en lugar de un rato agradable observan violencia e intentos de broncas derivado del alcohol, pensarán mucho en regresar”.

EnviarEnviar Imprimir