"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar Imprimir

Puebla > Municipio
jueves 2 de noviembre de 2006

El Panteón Municipal registró una afluencia 50 por ciento menor a la registrada el año pasado: Ayala

(Javier Puga Martínez)


Ayer 1 de noviembre, en la festividad de todos los santos, el Panteón Municipal registró una afluencia superior a los 8 mil visitantes, que resultó 50 por ciento menor a la registrada el año pasado. Ese mismo día, pero de 2005, la asistencia fue de 16 mil 200 personas, informó el director de Cementerios del municipio de Puebla, Luis Alberto Ayala Aguirre.

El funcionario municipal dijo que desde que empezó la “temporada de muertos”, es decir, desde el sábado 28 de octubre, han sido 35 mil poblanos los que han visitado a sus difuntos en el panteón.

Ayala Aguirre indicó que la jornada de ayer transcurrió “con toda normalidad”, y no ocurrió incidente alguno ni con los visitantes ni con los servicios que ofrece el principal camposanto de la ciudad, ya que en todo momento se contó con el apoyo del personal de Protección Civil del municipio, la Secretaría de Seguridad Pública y Bomberos, dependencias que volvieron a registrar “saldo blanco”.

“No ha sido registrado incidente alguno, y en el caso de los servicios, todas las fuentes están funcionando, el abasto de agua está garantizado y es suficiente con lo que tenemos para la gente que nos ha visitado”, mencionó.

Manifestó que será hasta el día de hoy, a las 7 de la tarde, cuando se podrá tener un dato más preciso del número de asistentes al panteón, y en ese sentido se podrá determinar en qué porcentaje fue menor la afluencia de personas, esto porque “mucha gente se espera al día fuerte, 2 de noviembre, para visitar a sus familiares fallecidos”.

Rechazó anticipar que la situación económica que vive el país sea el motivo por el cual se esté registrando menor número de visitas al camposanto este año.

Por otra parte, el jefe del Departamento de Registro y Fiscalización de la Tesorería municipal, Carlos Taboada Villanueva, confirmó que, tal como lo anticipó La Jornada de Oriente, se permitió la instalación de 250 vendedores ambulantes en los giros de flores y alimentos, mismos que ocuparon espacios previamente designados en los 31 panteones de la capital, de tal modo que no obstruyeran el tránsito de los visitantes.

“Cada permiso entregado por el ayuntamiento tuvo un costo de 50 pesos, recursos que fueron pagados a la Tesorería, por lo que si los ambulantes reportan que pagaron más dinero se debe a que los líderes están revendiendo espacios”. Tras un sondeo entre los comerciantes informales, hasta este momento no han sido reportados cobros de más por parte de los líderes ambulantes.

Taboada Villanueva afirmó que en el Centro Histórico no se otorgó ningún permiso, y únicamente se toleró la presencia de 800 ambulantes en la vía pública que cambiaron su giro comercial a los artículos de temporada de muertos. “Desde el martes por la tarde iniciamos recorridos, y quien no tenga permiso pagado en Tesorería será retirado; en promedio los vendedores ambulantes pagaron 50 pesos por metro cuadrado, área en la que debe estar colocado un puesto que puede ser de flores o de alimentos”.

Fin de un mito

Luis Alberto Ayala Aguirre comentó que uno de los mitos más recurrentes es creer que los cadáveres que llegan al Panteón Municipal en calidad de desconocidos sean entregados a la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) para que los futuros médicos practiquen con ellos lo aprendido en las aulas.

Indicó que la fosa común del Panteón Municipal alberga unos 100 cadáveres que han sido tratados con el mayor respeto, y aun cuando después de años algunos son recuperados por sus familiares, en general permanecen siete años, como lo marca la ley.

“Es un mito que debe acabar. Tenemos un convenio con la UAP para que después de siete años algunos restos óseos sean entregados a Medicina como apoyo didáctico. Quizás en el Servicio Forense tengan un convenio diferente, lo desconozco, pero en el Panteón Municipal les damos el mismo trato de respeto como a todos los difuntos que llegan”.

EnviarEnviar Imprimir