"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar Imprimir

Puebla > Educación
lunes 17 de julio de 2006

Diferencias entre la SEP y la AEFP por el manejo de un seguro escolar

Lesly Mellado May

El seguro de vida y gastos médicos para estudiantes de nivel básico provoca jaloneos entre padres de familia, directivos y la Secretaría de Educación Pública (SEP), pues el dinero recaudado este año podría llegar a 45 millones de pesos. Desaparición de recursos, dinero nunca entregado a las aseguradoras o bien el cobro de comisiones a las empresas por dar el contrato sin concurso de por medio, son algunas de las acusaciones que se cruzan entre los involucrados con los seguros escolares.


Gustavo Espinosa, dirigente de la sección 51 del SNTE, aseguró que la dirigencia sindical lamenta que en el PRI no se acepte la derrota, y a pesar del desastre electoral no acepte la necesidad de buscar un nuevo rumbo, camino que ya había sido marcado por Elba Esther Gordillo, pero que ignoraron
n Foto: Rafael García Otero / Archivo de La Jornada de Oriente

La postura oficial de la SEP es que el seguro escolar es “voluntario”, producto de un acuerdo entre los padres de familia y que corresponde a sus asociaciones decidir con qué empresa se contrata.

En tanto, la Asociación Estatal de Padres de Familia (AEPF) acusa a los directores de las escuelas de hacer contratos por debajo del agua con las compañías aseguradoras o bien no pagar los servicios, hecho que estaría solapado por la SEP, dependencia que también propondría a algunas empresas para que recibieran trato especial.

De ahí el interés de que sean los papás quienes decidan y manejen todo el dinero, dijo la líder de la AEPF, Mónica García Rugarcía.

Según datos de la SEP, en la entidad poblana hay alrededor de 1.5 millones de alumnos en nivel básico en escuelas públicas, si se toma en cuenta que el precio de los seguros escolares es en promedio de 30 pesos, la bolsa recaudada podría ser de al menos 45 millones de pesos.

Dinero que podría ir a las compañías aseguradoras que reciben contratos sin licitación de por medio, pues la decisión queda en manos de padres de familia y directivos que no dan a conocer si hay reglas claras para elegir a las empresas.

Mónica García indicó que en el caso de la AEPF ya se firmó convenio con la aseguradora Interacciones, empresa que ya habría sido aceptada en mil 300 escuelas públicas y que cobra 32.50 pesos por asegurar a un estudiante.

Al preguntarle con qué criterios fue seleccionada, explicó que el comité vio a cuatro empresas y decidió que Interacciones era la mejor porque es “la única que tiene hospitales en los municipios más grandes del estado”.

EnviarEnviar Imprimir