"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar Imprimir

Puebla > Cultura
lunes 17 de julio de 2006

Asociación Civil toma la batuta de la Orquesta Sinfónica de Puebla

Juan Pablo Ramos

La Orquesta Sinfónica del Estado de Puebla (OSEP) recibió la primera muestra de apoyo de la recién formada asociación civil Amigos de la OSEP: un concierto con el que se celebró el nacimiento de dicho organismo de iniciativa privada, que tiene como objetivo procurar la perduración del grupo.

Con la creación de los Amigos de la OSEP, encabezada por el músico Nils J. Skoglund Benito, quienes en esta ocasión pagaron el salario de todos los músicos, ha quedado a la expectativa el papel que jugará la Secretaría de Cultura, comandada por Alejandro Montiel Bonilla, en la sinfónica.

La presentación del viernes por la noche se llevó a cabo en un ambiente de elegante fiesta, con exposición de artes plásticas en la recepción del Salón Libanés de la ciudad de Puebla, un espectacular número de danza con telas y una actuación de la OSEP en la que se pudo percibir el buen ambiente que el director invitado Luis Samuel Saloma Alcalá promovió entre los músicos.

En más de una ocasión, la oradora encargada de presentar cada una de las piezas musicales recordó al Secretario de Cultura que su compromiso debe seguir en pie; “sólo de esta manera podemos lograr que la OSEP continúe”. Y aunque los gestos de nerviosismo fueron evidentes en el rostro de Alejandro Montiel, asintió en cada uno de los recordatorios.

Futuro sólido, pero incierto

El plan de desarrollo que plantea Amigos de la OSEP incluye diversas formas de ingreso económico con las que se puede asegurar el futuro de la OSEP. Una de ellas es una revista en la que se dé a conocer el programa de presentaciones, medio en el que se venderán los espacios publicitarios a las empresas que, a su vez, tendrán la opción de “adoptar” a un músico a cambio de uno de estos anuncios.

Lo que no ha quedado claro es quién va a tomar las decisiones sobre la actividad de la sinfónica, ahora que los ingresos no provienen únicamente de la Secretaría de Cultura. Al respecto, Montiel Bonilla no ha dado una respuesta clara y, por el contrario, sólo ha definido este proceso como una cooperación entre el gobierno y la sociedad civil, sin definir cuál será la participación de cada una de las partes.

Tampoco ha sabido decir cuáles son los planes para el siguiente programa, correspondiente al mes de octubre, en el que cabe la posibilidad de que la OSEP cambie de director.

En una breve entrevista que el secretario ofreció a este medio informativo, aceptó que la decisión de un cambio de dirección en la orquesta corre a cargo de la Secretaría de Cultura, y a pesar de que la facultad de hacerlo recae sobre él, cedió la decisión a los propios músicos de la sinfónica. “Finalmente ellos serán los que decidan”.

Tras charlar con uno de los músicos, se supo que existe la posibilidad de elegir director de la OSEP de entre una terna, en la que están David Flores, actual batuta, y Samuel Lamosa, quien en esta ocasión fue un invitado especial.

Lo que sí quedó claro esa noche es que Amigos de la OSEP ha iniciado una trayectoria prometedora, y lo ha hecho ante los mismos músicos. También que las decisiones ya las han empezado a tomar, pues en el escenario se pudieron ver a por lo menos tres de los siete músicos –los siete fueron invitados por la asociación civil, aunque no todos aceptaron– que la temporada pasada fueron despedidos por, entre otras cosas, defender los salarios, que iban a serles reducidos a la mitad.

EnviarEnviar Imprimir