"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar Imprimir

Puebla > Cultura
lunes 17 de julio de 2006

DEL HECHO AL DICHO

“...el mejor y mas natural movimiento”

Manuel de Santiago

La frase, título de esta columna, está en una carta que escribe Rembrandt enunciando de esta manera el propósito de lo que quería lograr a través de su pintura: técnica depurada, autenticidad y dinamismo, características del arte plástico barroco del notable artista.

El pintor holandés cuyo nacimiento, el 15 de julio de 1606, se celebra con importantes actividades, principalmente en su país natal, pero también en Europa y en el resto del mundo, tiene en la ciudad de Puebla un modesto pero significativo homenaje. El Museo Universitario y la Biblioteca José María Lafragua, ambas dependencias de la UAP”, poseen una colección de más de 200 grabados de este notable pintor y grabador, impresos éstos a partir de las planchas originales. Una selección de estos grabados ha integrado una exposición que podrá ser visitada sólo esta semana, situada en el Salón Verde del edificio Carolino de la UAP, en la planta alta para más señas, cerca del salón Barroco. “Dese las tres” y visite la exposición, que es muy valiosa, y que no es fácil de admirar en México, porque la obra de Rembrandt se encuentra en Europa, principalmente.

¿Por qué una obra tan especial está en nuestra ciudad? ¿Quién fue el mecenas que consideró que el entonces Colegio del Estado merecía tener una colección así? Por ahora no podemos dar respuesta puntual a estas interrogantes, pero en cuanto aparezca la documentación –cosa muy probable– sabremos qué pasó.

Los grabados están hechos con la técnica del aguafuerte que consiste grosso modo en disponer de una lámina de cobre protegida por un barniz o una cera resistente a los ácidos. Con ayuda de un punzón cónico muy agudo se traza en ella un dibujo que va eliminando el barniz; acto seguido la lámina se sumerge en una solución de “aguafuerte” (agua y ácido nítrico), de manera que el dibujo realizado quede grabado en el metal, el cual se usará como plancha de impresión al entintarlo, para así trasladar el dibujo al papel, previamente humedecido y engomado, mediante la presión de una prensa.

Quiero comentarle el dato que la doctora Livingston, de la Universidad de Harvard, obtuvo hace un par de años como resultado de un minucioso estudio que realizó en 36 autorretratos del artista y en el que concluyó que Rembrandt era estrábico (bizco) y que ese problema, en vez de restarle facultades, fue una ventaja que se sumó a su genialidad. El recurso utilizado por los pintores de cerrar un ojo para “aplanar” los volúmenes, correspondería a la visión de una persona que sufriera este defecto.

En fin, Rembrandt fue uno de los artistas más notables de Europa. Sus escenas y tipos populares revelan su profunda y sensible mirada al ser humano. El paisaje representado por Rembrandt tiene una fuerza y dramatismo extraordinarios.

Lleve a los chamacos a visitar la exposición, al fin que ya están de vacaciones. Y de que se queden viendo la televisión o embruteciéndose con las “maquinitas” mejor que vean algo que vale la pena, no vayan a acabar como “la pareja presidencial”.

EnviarEnviar Imprimir