"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

 

Puebla > Estado
miércoles 22 de febrero de 2006
Sin límites

• Las crisis en los gobiernos
• Aprendamos de la historia

Raúl Torres Salmerón

In memoriam. Doña Blandina Torres de Marín. Descanse en paz.

Independientemente de cuestiones jurídicas, la investigación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para ver si se violentaron las garantías individuales, la denuncia presentada en la PGR por diputados federales perredistas, así como el desenlace en la Cámara de Diputados con la amenaza de juicio político o la desaparición de poderes en la Cámara de Senadores, vale la pena prevenir a los poblanos de no volver a caer en los mismos errores de la década de los 60.

En esos tiempos Puebla tuvo cuatro gobernadores en un sexenio, el de 1969 a 1975, que provocó una crisis política y de gobernabilidad permanente causando atraso y marginación. Antes de ello, hubo un despótico gobernador, el militar Antonio Nava Castillo que fue sustituido.

Debemos tener cuidado. La historia se repite. No la entendemos y menos aprendemos.

Se oyen ya los tambores de guerra, Marín habla de no provocar a la Puebla revolucionaria y organiza actos de apoyo y sus enemigos, las universidades privadas, el partido conservador y organismos no gubernamentales preparan ya una marcha para exigir su renuncia.

Una sola voz solitaria, del alcalde priista Enrique Doger, ha llamado al gobierno estatal a la prudencia para no generar hostilidad en los ciudadanos, que empiezan a dividirse entre partidarios de Lydia Cacho Ribeiro y de Mario Marín Torres.

En los últimos 50 años –toda una generación–, Puebla ha vivido serias crisis de gobernabilidad. Hay que aclarar que el sistema político priísta estaba en época dorada y quien decidía los destinos de los estados, el nombramiento de candidatos y su remoción era el presidente de la República en turno. Esta es la historia.

Nava Castillo

Después de los gobiernos por elección del general Rafael Avila Camacho (1951-1957) quien otorgó la autonomía a la Uap y creó los famosos Centros Escolares, y de Fausto M. Ortega Olazo (1957-1963), con un interinato breve de Arturo Fernández Aguirre, llegaron los problemas.

El general Antonio Nava Castillo, arbitrario y prepotente, electo gobernador en 1963, tras 20 meses y 20 días solicitó licencia por conflictos con universitarios, conocido popularmente como “el problema de la leche”. En esa época la universidad se dividió entre carolinos y fúas, es decir, la izquierda contra la derecha.

Apoyado por empresarios Nava quiso implantar una planta pasteurizadora y poner orden en la venta de leche bronca. Los estudiantes apoyaron a los lecheros, hubo represión y ante el escándalo fue removido.

Lo sustituyó en 1965 Aarón Merino Fernández conocido como el modernizador de Puebla con la instalación de Hylsa y Volkswagen y el entubamiento del río San Francisco. Con una paz precaria se efectuó otra elección.

Otro general, Rafael Moreno Valle fue electo para el periodo 1969 a 1975, que no terminó –estuvo 3 años con 21 días– los conflictos con campesinos hicieron que oficialmente pidiera licencia por enfermedad.

Lo sustituyó del 23 de marzo al 14 de abril de 1972 Mario Mellado García. El Congreso nombró sustituto al doctor Gonzalo Bautista O’Farril, entonces alcalde de la capital, quien solamente gobernó un año y 15 días fue obligado a renunciar por conflictos universitarios. Nuevamente los fúas y carolinos pelearon, hubo represión gubernamental y escándalos. En 1972, los expulsados de la Uap fundaron la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.

A Bautista, hay que reconocerlo, los poblanos lo apreciaban. A pocos días de caer, miles de ciudadanos se manifestaron en el zócalo –sin acarreos– para apoyarlo sin éxito, luego de una balacera entre policías y estudiantes el 1 de mayo de 1973 en el edificio Carolino.

Ocupó su lugar Guillermo Morales Blumenkron, un radiodifusor quien concluyó ese sexenio en medio de problemas. Pese a su avanzada edad logró terminar con precaria paz social.

Alfredo Toxqui

El doctor Alfredo Toxqui Fernández de Lara (1975-1981) fue candidato al gobierno. Su lema de campaña reflejaba la situación en Puebla: “Cancelemos odios y rencores”. Logró concluir su sexenio, cosa inusitada en la Puebla de esa época, luego de seis gobernadores en 12 años.

Toxqui logró pacificar al estado aunque también tuvo sus crisis, la más formidable, un paro del comercio en pleno 10 de mayo, organizado por el entonces líder empresarial Eduardo García Suárez. Aguantó embates universitarios y empresariales. Llegó la calma y se dio el lujo de impulsar la cultura popular y hasta editar discos con canciones poblanas.

Jiménez Morales

Como gobernador, Guillermo Jiménez Morales (1981-1987) enfrentó una matanza de 25 campesinos invasores de tierras en la zona de Pantepec a manos de guardias blancas. Sostuvo contra viento y marea la elección de Jorge Murad del PRI contra Ricardo Villa Escalera del PAN a la alcaldía de Puebla. Hubo grandes manifestaciones.

También peleó con empresarios adueñados de la Junta de Mejoramiento Moral Cívico y Material del Municipio de Puebla y hubo balaceras en la universidad.

Piña Olaya

Mariano Piña Olaya (1987-1993) dejó encomendado el gobierno a un asesor: Alberto Jiménez Morales, ex líder nacional de la CNC. Se dedicó a los negocios y a disfrutar de su puesto de gobernador, pero en el Distrito Federal; Piña encaró manifestaciones de cacerolas vacías comandadas por Ana Teresa Aranda, la panista que despacha actualmente como Secretaria de Desarrollo Social del gobierno federal.

Enfrentó manifestaciones de la poderosa agrupación 28 de octubre de vendedores ambulantes. Se le revirtió la expropiación de terreno en la zona Atlixcáyotl y soportó manifestaciones de mujeres vestidas de negro. Su último informe prefirió enviarlo al Congreso.

Bartlett Díaz

Manuel Bartlett Díaz (1993-1999) tuvo problemas. Antes de tomar posesión enfrentó a Antorcha Campesina y luego, ante acusaciones de medios nacionales e internacionales, aclaró que no tenía ligas con el narcotráfico. Fue llamado por un Gran Jurado en Estados Unidos.

Luego de tres años de tranquilidad, enfrentó a los consejeros imparciales del IFE, incluido Santiago Creel. Entregó el municipio de Huejotzingo al PAN para que ese partido se sentara en gobernación para acordar una reforma electoral. Hubo marchas contra la construcción del agua potable procedente de Nealtican. Desafió al entonces presidente priista Ernesto Zedillo. El asunto de la “caída del sistema” de 1988 lo persiguió siempre.

Morales Flores

Quien menos crisis de gobernabilidad tuvo fue Melquiades Morales Flores (1999-2005). Contuvo el escándalo de su secretario particular Víctor Manuel Giorgana, acusado de tráfico de influencias por liberar a un industrial regiomontano de la cárcel. Hubo momentos críticos cuando unas enfermeras del Hospital del Niño Poblano se cortaron las venas por no dejarlas sindicalizar y cuando se dio a conocer por el diario Intolerancia, una grabación entre el senador Germán Sierra y Ernesto Echeguren sobre la sucesión del gobierno estatal. Quizá tuvo razón de ser excesivamente prudente y tolerante en un estado como Puebla.

Ahora a menos de un año de tomar posesión Mario Marín, desde diciembre pasado enfrenta un linchamiento mediático con el asunto de la detención de la periodista y escritora Lydia Cacho y su traslado de Cancún a Puebla y posteriormente las conversaciones telefónicas con el empresario Kamel Nacif, de donde se han hecho famosas y puesto de moda para saludar las frases “mi gober precioso” “papá” y “mi hérúe” aplicadas a cada profesión y actividad humana.

También Marín enfrenta una división entre sus seguidores y los antimarinistas. Se habla de marchas a favor y contramarchas. Ya la SCJN deberá avocarse a investigar el caso Lydia Cacho. Hay amenazas de juicio político por parte de la Cámara de Diputados y desaparición de poderes por parte del Senado de la República.

Una grave crisis en el primer año de mandato. Hace mucho que no se daba. La historia no se recuerda.

Educación abierta

Se firmó un convenio entre el gobierno estatal, la Universidad Autónoma de Puebla y el Colegio de Bachilleres para ofrecer servicio abierto y gratuito de educación a distancia –vía satélite– a un millón y medio de poblanos que residen en Estados Unidos.

El director general del Colegio de Bachilleres de Puebla, José Roberto Fuentes López afirmó que el gobierno estatal es eficiente, construye sus proyectos con la participación comunitaria y las orienta en oportunidades, manteniendo la cercanía permanente con los poblanos, a través de estas acciones públicas, llevando beneficios a grupos vulnerables.

El titular del Cobaep sintetizó que el programa alusivo refrenda el compromiso del Plan Estatal de Desarrollo 2005-2011 –dentro del cuarto eje: política social y combate a la pobreza.

Este sistema de educación media superior abierta y a distancia en apoyo al migrante trata de satisfacer las necesidades de cualquier persona o grupo social, incluyendo formación para continuar estudios de bachillerato y aumentar las oportunidades de mejoramiento de la calidad de vida de los poblanos en los Estados Unidos.

De todo un poco

La relación con los medios locales, desde el inicio del gobierno endureció. Pocas reuniones. Rechazo a entrevistas. Alejamiento total. ¿Qué sucedió? ¿Qué cambió al Mario Marín afable que todos los medios conocían?... La señora Blandina Torres de Marín falleció ayer de cáncer pulmonar... Óscar Aguilar González pidió permiso temporal al frente del Instituto Poblano de la Vivienda, para dedicarse a su pre campaña. Queda como encargado Samuel Aguilar Pala. Aguilar aspira a ser candidato a diputado federal por el PRI en el distrito de Zacapoaxtla... María Cuanalo Rojas, primera estudiante profesional de la medicina en Puebla en 1919, fue propuesta por el Archivo Histórico Universitario de la uap para que su nombre quede inscrito en el muro de honor del Congreso del estado. A la fecha, sólo existe el nombre de Carmen Serdán Alatriste.

En fin, como escribió Lao Tse (China) en su libro Tao Te Ching, sobre el Tao (la perfección):

VIII

La más alta bondad es como el agua.

La bondad del agua consiste en beneficiar todas las cosas, sin preferencia.

Permanece en sitios que todos desdeñan.

Por ello, está cerca del Tao.

Al habitar se muestra la bondad en el lugar,

al pensar se muestra la bondad en lo profundo.

Al regalar se muestra la bondad en el amor,

al hablar se muestra la bondad en el hablar.

Al gobernar se muestra la bondad en el orden,

al actuar se muestra la bondad en la capacidad.

Al moverse se muestra la bondad en el preciso momento.

Quien no se reafirme quedará por ello libre de reproche.

XVII

Cuando gobierna alguien muy grande y sabio

su gobierno pasa casi desapercibido por el pueblo.

Sus sucesores serán amados y adorados,

y los sucesores de éstos serán temidos.

Más, a los sucesores de éstos últimos los despreciarán.

¡Cuán cauteloso hay que ser con las palabras!

Las obras están concluidas, los días siguen su curso.

Y la gente piensa: “¡Somos libres!”.

XXXIII.

El que conoce a los hombres es sabio;

el que se conoce a si mismo está

iluminado.

El que vence a los otros es fuerte;

el que se vence a sí mismo es poderoso.

El que se contenta con lo que tiene es rico;

el que obra con determinación tiene voluntad.

El que es capaz de mantener su posición resistirá mucho tiempo;

el que es capaz de mantener su influencia vivirá después de su muerte.

  Enviar | Imprimir