"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

 

Puebla > Política
lunes 20 de febrero de 2006

ONG convocan a una marcha para exigir la renuncia de Mario Marín Torres

Martín Hernández Alcántara

Organizaciones no gubernamentales de la entidad convocaron ayer a la “marcha por la dignidad de las poblanas y de los poblanos”, que se realizará el próximo 26 de febrero, con el propósito de exigir la renuncia del gobernador Mario Marín Torres, por violentar las garantías establecidas en la Constitución General de la República.

La manifestación civil es la respuesta a la marcha organizada por el PRI el pasado viernes para respaldar al mandatario, luego de que éste se dijo víctima de un “linchamiento” mediático por el trato que se le ha dado a partir de que fue conocida su relación con Kamel Nacif Borge, para encarcelar a la periodista Lydia Cacho Ribeiro.

Desde el sábado pasado comenzaron las reuniones para organizar la marcha ciudadana. Quienes convocan son principalmente académicos y estudiantes de la Universidad Autónoma de Puebla y miembros del Frente Cívico Poblano, entre otros.

El desfile de protesta partirá a las 11 horas del Paseo Bravo, ubicado en la avenida Reforma y 11 Sur y culminará en el zócalo.

Los organizadores entregaron ayer un documento en el que mencionan las razones por las que exigen la salida de Mario Marín:

Por violar las garantías individuales establecidas en la Constitución federal; “disponer del poder del estado, nunca para el bien común, sino para defender a traficantes de pornografía y prostitución infantil; defraudar a quienes sufragaron en su favor, a quienes depositaron en él su confianza; por su misoginia exacerbada; por su odio hacia las mujeres”

También por “utilizar a poblanas y poblanos de buena fe, mediante represión laboral y económica, para simular un apoyo en su favor, apoyo que finalmente es para sus protegidos, los traficantes de pornografía y prostitución infantil”

“Por todo esto debe renunciar. Puebla es un estado habitado por gente noble y culta, por gente de bien; tiene como capital a una ciudad que es patrimonio cultural de la humanidad. Es Puebla un estado humanista que no puede admitir a quien apoya con el poder público, actividades repugnantes que implican y destruyen a seres indefensos como son las niñas y los niños”, expresan los universitarios y activistas.

Señalan en el documento que ante todo lo anterior “es justa e imperiosamente necesaria la resistencia civil”, por lo que invitan a la ciudadanía poblana a abstenerse de: “pagar impuestos, tenencia y cumplir con el reemplacamiento hasta que el gobernador renuncie o deje el cargo. El dinero público no es para sostener a corruptos”, señalan.

Ante el temor de que el contingente pueda ser atacado por los simpatizantes del titular del Poder Ejecutivo, los convocantes también están pidiendo que las personas que decidan participar en la manifestación de repudio a Mario Marín Torres durante la marcha porten “moños, pañuelos blancos y cámaras de video para evidenciar agresiones contra” el contingente.

El periódico digital econsulta publicó este fin de semana que “organizaciones no gubernamentales y estudiantes y académicos de universidades, como la Iberoamericana, la UAP y la Upaep, se concentraron en un salón de la ciudad para determinar la estrategia a seguir en contra de lo que consideraron atropellos del mandatario en contra de los derechos humanos”.

“Ahí, los integrantes de grupos civiles comenzaron a analizar la posibilidad de interponer una denuncia penal en contra de Marín Torres, misma que ya está redactada y que será consensuada entre distintas organizaciones”.

“Israel Trujillo, quien dijo que no tiene relación con ningún partido político, explicó que de resultar verdaderas las grabaciones en las que conversa con Kamel Nacif, cuatro son los delitos que se considera que cometió el gobernador: ejercicio indebido de funciones públicas por haber adoptado la postura de juzgador y presionar para que se detuviera a Lydia Cacho, además de llamarla delincuente”.

  Enviar | Imprimir