"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

 

Puebla > Política
lunes 20 de febrero de 2006

Termina periplo de la otra campaña con una presentación en la Ibero

Martín Hernández Alcántara


Marcos dio su último discurso en su gira por Puebla en la Universidad Iberoamericana ante más de 2 mil personas
n
Foto: José Castañares

El último acto de la otra campaña en territorio poblano tuvo lugar en la Universidad Iberoamericana, donde el delegado Zero se reunió con más de 2 mil personas, principalmente estudiantes, ante quienes dijo: “hagamos de este evento un hoyo en el tejido de la dominación ajena y una grieta que se vaya extendiendo a toda la universidad”.

La crónica de Hermann Bellinghausen publicada el sábado pasado en La Jornada, consigna:

“La respuesta a la otra campaña tuvo una amplitud inusitada, que sorprendió a los organizadores, y culminó hoy en el gimnasio de la Universidad Iberoamericana con el delegado Zero subido en una tarima en el centro de la cancha, rodeado por unas 2 mil personas en las gradas, las sillas y los accesos. Marcos leyó “¿Qué tan grande es el mundo?” para abrir el debate de este acto indefinible, académico, político y de alguna manera moral ante el degradante espectáculo de la clase política en este preciso momento”.

Añade que la otra campaña en Puebla “obtuvo una resonancia social muy significativa”, pero no “por la debacle del gobierno de Puebla en este momento; ni por la súbita crisis del sector maquilador en el valle de Tehuacán debida el aparatoso desprestigio internacional de los inversionistas nacionales que les maquilan a los grandes consorcios de la moda. Fue por la intensidad y cantidad de participantes en todos los eventos rurales, urbanos y suburbanos de la comisión sexta”.

“El efecto de la otra campaña en Puebla, el octavo estado que recorre, es mucho mayor que el silencio que le dedican concienzudamente los medios nacionales. Una vez más fue John Holloway quien perfiló lo que está ocurriendo con este proceso a contrapelo de las campañas electorales”.

“Un momento particular fue el diálogo entre los trabajadores sindicalizados y el subcomandante Marcos. Con sus preocupaciones gremiales específicas, los años de militancia, los episodios de lucha de una clase obrera que no va al paraíso, y menos al paso que va México”.

  Enviar | Imprimir