Lunes 2 Abril 2001
La Jornada de Oriente publicación para Puebla y Tlaxcala México

Primera
Plana
n Pretenden comprar terreno a particulares

  Crearán desarrollo ecoturístico en el valle de Piedras Encimadas

  A diez kilómetros de la ciudad de Zacatlán, en el norte del estado, se encuentra el Valle de Piedras Encimadas, lugar en donde los elementos naturales y el tiempo se han conjugado para erigir enormes formaciones rocosas de figuras extrañas que han convertido al sitio en una especie de museo pétreo frecuentado por visitantes aficionados al turismo ecológico, provenientes principalmente de la ciudad de México, el estado de Hidalgo y la capital del estado de Puebla.

Amelia Domínguez n

Al valle se llega por carretera asfaltada desde Zacatlán, hasta un entronque en donde empieza un camino de terracería de otros 10 kilómetros que cruza algunas comunidades, la última de las cuales es Camotepec, a la que pertenece el predio de alrededor de 400 hectáreas en donde se asientan las gigantescas esculturas de piedra.
Hasta ahora la posibilidad de admirar las maravillas naturales de Piedras Encimadas es completamente gratuita para el visitante local o foráneo, a pesar de ser de propiedad privada, lo que si bien constituye una atractivo, tiene también desventajas, ya que no existen los servicios elementales de una zona turística, como sanitarios, vigilancia, restaurantes o dormitorios para quienes deseen pernoctar en el lugar. Por lo que se refiere al servicio de guías, los mismos habitantes de Camotepec lo incluyen en el precio del alquiler de caballos, medio que facilita enormemente el recorrido por el extenso valle.
Motivados por estas bellezas naturales y por la factibilidad turística de la zona, autoridades de distintas dependencias de gobierno municipales y estatales han iniciado los estudios preliminares para implementar un ambicioso proyecto de desarrollo ecoturístico que comprendería no sólo Piedras Encimadas, sino atractivos de otros municipios como San Pablito Pahuatlán hasta Chignahuapan, aprovechando al máximo la riqueza de los recursos naturales existentes e impulsando la mejora económica de las comunidades aledañas.
Para determinar la viabilidad del proyecto, en el periodo comprendido entre marzo­abril del año pasado se llevó a cabo 346 encuestas con visitantes de Piedras Encimadas, las cuales arrojaron que uno de los principales inconveniente de la zona es el acceso de terracería y en segundo lugar la carencia de servicios, de los cuales consideraron necesario establecer sanitarios, señalización e información, hoteles y posadas, albergue, cabañas y tiendas de campaña, renta de equipo y transporte, área recreativa, transporte público, sitios para fogatas y museos entre otros, de acuerdo con la información proporcionada los directores de Desarrollo Urbano, Ecología y Obras Públicas y de Comunicación Social, Mario Alberto Cruz González y Luz Alejandra Gutiérrez Jaramillo, respectivamente.
En general, los resultados arrojados por las entrevistas señalan que el valle de Piedras Encimadas es un lugar subutilizado, inseguro, deteriorado, hermoso y sobre todo con mucho potencial para el desarrollo turísticorecreativo de orientación ecológica.

Adquisición de terrenos,
primer inconveniente
En este plan de desarrollo turístico de la zona norte del estado han intervenido el gobierno del estado, la Secretaría de Turismo, el ayuntamiento de Zacatlán, Banobras y el Banco Interamericano de Desarrollo, organismo del cual se prevé la obtención del financiamiento para llevarlo a cabo, aunque a través del gobernador del estado, Melquíades Morales, se ha invitado también a la Secretaría de Turismo federal para que participe con recursos en este desarrollo.
Para la ejecución del proyecto se contempla varias etapas, explicó el presidente municipal de Zacatlán, José Luis Márquez Martínez, uno de sus principales impulsores; en la primera ya dio el primer paso con la integración del documento ³términos de referencia para la elaboración del plan maestro del parque temático Piedras Encimadas², por parte de la empresa Morones, Ochoa y Asociados, misma que desarrollará el plan maestro una vez que se compre los terrenos del valle de Piedras Encimadas.
De hecho, el lugar en donde se ubican las esculturas pétreas alcanza unas 2 mil hectáreas; sin embargo, se pretende adquirir sólo lo que constituye el corazón del valle, con una extensión que oscila entre 150 y 250 hectáreas. De tal manera, que la adquisición de los terrenos ha constituido un problema, toda vez que hay que ponerse de acuerdo con los diferentes propietarios y copropietarios, algunos de los cuales se resisten a vender. Además, se calcula que el costo de 250 hectáreas alcanzaría los 14 millones de pesos, incluidos los impuestos, gastos notariales, avalúos y levantamientos topográficos.
El alcalde de Zacatlán dijo confiar en que la adquisición de los terrenos se concrete antes de que termine su periodo, en febrero del próximo año, para asegurar la continuidad del proyecto.
Otro proyecto ejecutivo que ya se tiene terminado, es la pavimentación con concreto hidráulico de 10 kilómetros a partir del entronque a Piedras Encimadas en la carretera Zacatlán­Poza Rica a la altura de Camotepec. Este lo desarrolló Cemex con la tecnología de las nuevas autopistas del país, con un costo de 29 millones de pesos, incluido el IVA.
En total sería de aproximadamente 70 millones de pesos el costo aproximado de la inversión en la etapa inicial, es decir, el proyecto ejecutivo del plan maestro del desarrollo ecoturístico de Piedras Encimadas.
El principal atractivo del valle será el Museo de Arte Pétreo, el cual podrá ser visitado en seis secciones, cada una con diferentes salas de exhibición y distancias de recorrido que irán de 1.5 hasta 3.5 kilómetros, y la intención es que las visitas sean realizadas en tres opciones: caminata, bicicleta o a caballo.
En una segunda etapa, el plan maestro prevé el desarrollo de la infraestructura de energía eléctrica, agua potable, drenaje y un cerco o cinturón ecológico que proteja la zona. Posteriormente se invitaría a la iniciativa privada a invertir en el desarrollo, precisó.
Destacó que la magnitud del desarrollo que se prevé hizo necesaria la elaboración de un catálogo turístico que involucra los municipios de Xicotepec, Huauchinango, Zacatlán y Chignahuapan, con propuestas de lugares alternativos al valle de Piedras Encimadas, para que el turista que visite la zona tenga distintas opciones como la Laguna de Chignahuapan, los Baños Termales, las Cascadas de Quetzalapa y de San Pedro, la junta auxiliar de San Miguel Tenango, de población indígena dedicada a la actividad artesanal; otros lugares como las Grutas de Zapotitlán y las truchas de Huauchinango.
Además de los ya mencionados, Zacatlán tiene otros atractivos como el convento franciscano del siglo XVI, la Casa de la Cultura, el Museo del Reloj, la fábrica de relojes Centenario y una serie de inmuebles históricos de interés turístico.
A nivel municipal, son especialmente los ayuntamientos de Zacatlán y Chignahuapan los que han venido trabajando de manera coordinada para detonar el proyecto turístico en la zona norte del estado y atraer recursos para sus habitantes.
Recordó que la primera propuesta para impulsar turísticamente la zona surgió en la década de los setenta, durante el periodo de Luis Echeverría, cuando una empresa cervecera y el grupo Televisa pusieron en marcha una campaña de difusión de la región. El esfuerzo no tuvo resultados, toda vez que no se elaboró un proyecto ejecutivo, de manera que sólo se quedó en planes. Ahora, lo que se pretende es comprarles a los propietarios y copropietarios o en su caso involucrarlos en el proyecto, a la actividad turística a través de una regulación para que el proyecto no se demerite.
Márquez Martínez dijo esperar que la primera etapa se eche a andar enseguida una vez que se adquieran los terrenos a sus propietarios, asegurando la continuidad del proyecto por parte del presidente municipal entrante, lo que consideró muy factible, dado que es un proyecto de importancia no sólo para la región sino para toda la entidad.
Adquiridos los terrenos, el siguiente paso será crear un fideicomiso en el que estén involucrados el gobernador, los presidentes municipales, la Secretaría de Turismo y la iniciativa privada con el objetivo de vender o concesionar los espacios a particulares. Concluida esa parte desaparecería el fideicomiso y se integraría una asociación de concesionarios o propietarios del valle de Piedras Encimadas que impulsarían la construcción de restaurantes, cabañas, áreas de hoteles y campamentos y otros servicios, que deberán hacerse bajo ciertas normas de respeto a la ecología, flora, fauna e imagen del valle, de acuerdo a las previsiones del proyecto, explicó.
Cabe destacar que este proyecto ecoturístico generó en noviembre del año pasado, el interés de los asistentes al Congreso Internacional Aito 2000, una asociación independiente de Tour Operadores del Reino Unido, en donde se presentó, obteniendo como resultado una invitación para que el presidente de Zacatlán asista a Londres en el mes de mayo del 2002 a exponer la propuesta en el concurso que organiza la compañía aérea British Airways. De ganar, se obtendría financiamiento y publicidad a nivel internacional por medio de los impresos que la línea maneja en sus aviones.