Miércoles 23 de Febrero 2000
La Jornada de Oriente publicación para Puebla y Tlaxcala México

Primera
Plana
n Su unión a las luchas sociales, por indignación, no por considerarse "misionera

  "Me defino como mi enemigo: lo peor que conozco soy yo", dice Jesusa Rodríguez

Lesly Mellado May n n

  "Está usted llamando al municipio autónomo de Dulce Olivia. Por favor deje su mensaje...". Esta es la contestadora telefónica de Jesusa Rodríguez. Al pedírsele una autodefinición le parece difícil, pero la respuesta es rápida: "yo me defino como mi propio enemigo... porque lo peor que conozco soy yo".

Su carrera profesional ha estado marcada por el apoyo a las causas que algunos calificarían de nobles y otros de perdidas; sin embargo, dice: "No soy misionera... cada caso que he apoyado es distinto".
Uno de ellos fue su suma al grupo que defendió la zona arqueológica de Cuicuilco, que pretendían desmantelar para hacer un conjunto comercial. "Me incluí en esa lucha como defensa al patrimonio cultural, pero también por mi historia personal; de niña iba ahí, y no quería que lo destruyeran".
También, continúa, era una lucha contra Carlos Slim, que "es uno de los más grandes rateros de este país".
En sus obras de teatro ha habido defensas a la libertad sexual. "He condenado la homofobia porque es algo indignante, a nadie le puede agradar lo de las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez. Esta es una voz de indignación".
Ante todo, más allá de apoyar las causas perdidas de este país, Jesusa Rodríguez dice que sus acciones son provocadas por la injusticia y el desgobierno degradado que no puede dejar el poder.

Su historia

Jesusa Rodríguez nació en el Distrito Federal en 1955. Fue una de las más destacadas alumnas del director Julio Castillo, cuyo trabajo marcó la carrera de la actriz.
Estudió en el Centro Universitario de Teatro de 1971 a 1973. Formó parte del grupo Sombras blancas. Una de las obras que más éxito tuvo durante el inicio de su carrera fue Vacío, una pieza que habla sobre la muerte, dirigida por Julio Castillo.
Consiguió el premio como mejor actriz por El concilio de amor, en el Festival de las Américas (Montreal, 1989). Sin embargo, esta obra dirigida por Rodríguez no tuvo la misma aceptación en México, pues durante la temporada que se abrió en la capital del país estuvieron a punto de cerrarle el teatro. El concilio de amor es una obra de Panizza.
Otro montaje que causó mucha polémica fue Opera de Mozart, pues el tema central era el lesbianismo.
Entre sus trabajos de dirección teatral se cuentan ¿Cómo va la noche, Macbeth?, adaptación a Shakespeare (1980); Donna Giovanni, adaptación a Mozart y Da Ponte (1983); Yourcenar o cada quien su Marguerite (1989) y Crimen (1989).
En 1996 dirigió la versión en video de la ópera Cosí Fan Tutte, de Mozart y Da Ponte. Y en 1997, una versión para ópera de cámara del Primer Sueño de Sor Juana Inés de la Cruz.
Con Liliana Felipe restauró el Teatro La Capilla y fundó el cabaret El Hábito, en el que ha actuado y dirigido más de 250 espectáculos en diez años.

Hoy, la fiesta

Hoy, con motivo del X Aniversario de La Jornada de Oriente, Jesusa Rodríguez estará en Puebla y Tlaxcala con su palenque político interactivo.
El público va a jugar a los gallos y la lotería. Habrá rancheras, jaripeo, caballada y cargada.
En palabras de Jesusa, será "una fiesta mexicana que se celebra en el momento de mayor auge del país... no sabemos para qué lado... pero es un auge...".