Miércoles 23 de Febrero 2000
La Jornada de Oriente publicación para Puebla y Tlaxcala México

Primera
Plana
n Los síndicos, regidores y presidentes auxiliares percibirán un salario

  Aprueba el Congreso reformas a Ley Orgánica Municipal y de la Contraloría Mayor tlaxcalteca

Verónica Hernández Flores n

  Por unanimidad de votos, el Congreso de Tlaxcala reformó ayer la Ley Orgánica Municipal a fin de que los síndicos, regidores y presidentes auxiliares perciban un salario, y asimismo modificó la Ley de la Contraloría Mayor del Ingreso y Gasto Público para reducir plazos para la entrega de la cuenta pública.

En el primer caso, se modificó los artículos 27, 34 y 110 y se derogó el 41b, de tal manera que ahora tanto el alcalde, como el síndico, regidores y presidentes auxiliares tendrán derecho a una retribución económica por el desempeño de sus cargos, misma que se otorgará de acuerdo a las posibilidades presupuestales del municipio y sin demérito de la atención a las demandas sociales de la población.
Con estas reformas, los integrantes del ayuntamiento están obligados a presentar por escrito ante el cabildo un informe anual de sus actividades municipales -con excepción del edil, quien lo hará en términos de la fracción 20 del artículo 33 de la ley orgánica municipal- e impedidos para desempeñar algún cargo administrativo en esa administración local.
Además, el síndico está obligado a vigilar la legalidad en la recepción y aplicación de partidas presupuestales y, ante la existencia de alguna irregularidad, dará aviso hasta tres días después de la entrega de la cuenta pública a la Contraloría Mayor del Congreso, aportando las pruebas que tenga a su disposición.
En la sesión ordinaria de ayer, los legisladores aprobaron de manera unánime las reformas a los artículos 2 y 15 de la Contraloría Mayor del Ingreso y Gasto Público, que fueron propuestas al igual que las anteriores por el diputado priista Antonio Pérez Nava, y adicionadas con planteamientos de la legisladora Clementina Sánchez Conde.
En este caso, se redujo de 30 a 15 días el plazo para que los poderes Ejecutivo y Judicial así como los ayuntamientos de la entidad, rindan la cuenta pública correspondiente a cada mes, y se determinó que en caso de incumplimiento se les suspenderá el ejercicio del presupuesto, aunque para no afectar la administración municipal se podrá entregar al consejo permanente de la coordinación hacendaria, previa autorización de la Contraloría Mayor, las participaciones para el pago del gasto corriente y obra pública.
Igualmente, los integrantes del Poder Legislativo tlaxcalteca dispusieron que los dictámenes sobre las cuentas públicas, una vez aprobados por el Congreso, serán definitivos, lo que, según explicaron algunos diputados, representa que si posteriormente se detecta algunas irregularidades en los reportes financieros no procederá hacer acusaciones.