Jueves 10 de Febrero 2000
La Jornada de Oriente publicación para Puebla y Tlaxcala México

Primera
Plana
n Durante los últimos doce meses, fueron detenidos 561 ilegales centroamericanos que pretendían viajar hacia EU
n 464 de ellos eran salvadoreños
n Se les ha encontrado, principalmente, en lugares cercanos a las estaciones y vías del ferrocarril

  Tlaxcala, tierra de paso para indocumentados

Fabián Robles Medrano n

Ilusionados por el espejismo del llamado "sueño americano", 561 indocumentados procedentes de El Salvador, Honduras, Guatemala e incluso de Argentina han cruzado durante los últimos doce meses la ruta de Tlaxcala en su intento por llegar a la frontera norte de México y colarse, de manera ilegal, a territorio estadounidense.
Movidos por la falta de empleo y por las condiciones precarias en que viven en sus naciones, mujeres y hombres adultos, lo mismo que muchos menores de edad, consiguen dinero aquí y allá para llevar a cabo su aventura sin tener la certeza de si lograrán o no su objetivo.
Emocionados por la posibilidad de ganar miles de dólares, pero al mismo tiempo temerosos de saber que pueden perder hasta la vida en ese intento, estos 561 indocumentados dejaron sus familias y su patria; dejaron todo sin volver la vista atrás y sin saber qué les depararía el futuro.
Para muchos de ellos, llegar a territorio mexicano es un triunfo, porque prácticamente están "a unos pasos" de hacer realidad sus sueños, aunque en su largo camino hacia los Estados Unidos de América se expongan a todo: vejaciones, robos, violaciones, enfermedades y hambre.
Pero además de pagar a los "polleros" o "coyotes" la nada despreciable suma de hasta 5 mil dólares, su destino depende en gran parte de su suerte, que a veces los traiciona y les juega una mala pasada.
Después de viajar cientos de kilómetros, la mayoría de estos 561 ilegales entró a suelo mexicano vía Chiapas y de ahí siguió su camino hasta llegar a Tlaxcala, valiéndose de todos los medios a su alcance: un "aventón" en un camión de carga o de incógnito en los vagones de un tren.
Según datos proporcionados por la Dirección de Vialidad y Seguridad Pública del estado, durante los últimos 12 meses se logró la detención de estos 561 indocumentados en diversos puntos de la entidad a través de 15 operativos policiacos.
Con base en este informe, la mayoría de las detenciones se registró en la región de Panzacola y en San Cosme Mazatecochco e, incluso, en la central camionera de la ciudad de Tlaxcala.
Del total de los indocumentados retenidos y posteriormente entregados a las autoridades migratorias del país, quienes se han encargado de regresarlos a sus lugares de origen, 464 son de nacionalidad salvadoreña, 45 hondureños, 51 guatemaltecos y un argentino.
La primera detención registrada durante el actual gobierno estatal tuvo lugar el 25 de febrero en Zacatelco, donde se logró el aseguramiento de 79 salvadoreños y un hondureño; posteriormente, el 31 de marzo, en Panzacola se detectó la presencia de 13 hondureños y seis guatemaltecos. El 16 de abril en la central camionera de la capital fueron retenidas 38 personas oriundas de Guatemala.
Un mes después, el 19 de mayo, en un primer operativo realizado en San Cosme Mazatecohco, fueron asegurados 83 salvadoreños, tres hondureños y dos guatemaltecos. Ese día en la misma población se detectó la presencia de otros 83 salvadoreños. Para el 27 de mayo se registró la detención de 78 salvadoreños, cuatro guatemaltecos y seis hondureños, quienes se encontraban en la comunidad de Muñoz de Domingo Arenas.
Cuatro días más tarde, tres salvadoreños vieron cómo se desvanecían sus sueños al ser detenidos en Santo Toribio Xicohtzingo. Posteriormente, el 24 de junio, en el municipio de Tlaxco cayeron otros 12 hondureños, y 12 de julio un salvadoreño fue hallado en las inmediaciones de La Malinche.
Ocho días después, en el barrio de Texcacoac, municipio de Chiautempan, se registró el mayor aseguramiento de indocumentados, cuando fueron hallados 126 salvadoreños, tres hondureños y un guatemalteco. El 22 de julio otra persona de nacionalidad salvadoreña fue encontrada en la capital del estado.
Después, los días 10 de agosto, 16 de octubre y 3 de diciembre del año pasado fueron asegurados un argentino y un hondureño, otro hondureño y diez salvadoreños, respectivamente, en la central camionera y en Panzacola.
El más reciente aseguramiento de indocumentados ocurrió el pasado martes en las inmediaciones de la carretera que va de Apizaco a la población de Muñoz de Domingo Arenas, es decir en una zona de tránsito del ferrocarril que une diversas rutas del sudeste mexicano con la capital del país.
En ese sitio fueron localizados por elementos de la policía estatal cinco individuos indocumentados que de inmediato fueron remitidos a la Coordinación de Control Migratorio del Instituto Nacional de Migración, en la ciudad de México.
Los cinco indocumentados, quienes manifestaron ser originarios de Honduras, fueron encontrado alrededor de las 12 horas a la altura del hotel Cactus, ubicado en el kilómetro 2 de la carretera antes mencionada, mientras caminaban sobre las vías del tren.
Al percatarse de la presencia de la Policía, uno de los indocumentados trató de huir, pero fracasó en su intento; tras ser detenido, delató a sus acompañantes quienes -dijo- se hallaban en el interior de una casa abandonada.
Las cinco personas responden a los nombres de José Chavarie Machado, Erguin René Velázquez Flores, Luybi Ibraham López Gallo, Carlos Antonio Turcio y Juan Venancio Montenegro, a quienes se les detectó problemas de deshidratación.